De plebiscitos, traiciones y chorradas

Plebiscitos, uno de ellos, en Venezuela, ganado por 7,2 millones de venezolanos, que los mismos convocantes consideran “simbólico” y donde tienen que quemar las papeletas por miedo a las represalias oficiales, y otro el de los pujolistas encubiertos, encabezados por ‘el Puigdemont’, que ya está entrando en nivel de paroxismo, con un señor Junqueras diciendo que les queremos quitar a sus hijos y que en extremo total de retorcimiento de la verdad dice; “No podemos sucumbir de ninguna manera a la presión, el insulto, la amenaza y el desprecio”, cuando son ellos los que practican esas maldades.

Pero han encontrado un aliado en el despistado señor Sánchez, que hoy va a “convencer” a don Pablo para, “abrir los trabajos para estudiar la reforma de la Constitución”. Mientras, ofrece a Cataluña invertir en ella “un 70% más que Rajoy”.  Naturalmente está pasta saldría quitándosela a otras comunidades que seguro estarán aplaudiendo con las orejas esta idea a rabiar. Para enganchar con lo siguiente, a esto se le podría llamar “Juego de Imbéciles”.

Aquí está una de las chorradas. Todos los comunicadores de postín dan por sentado que “todos” los españoles, nos hemos leído y adoramos esa serie de culto de la progresía, Juego de Tronos. Me gustaría, alguien les explicara a estos señores, que en uso de eso llamado el libre albedrío, estamos quienes no hemos considerado pertinente perder el tiempo en ella y con ella. Hay lecturas y series más recomendables, y por lo que les oigo a los intelectuales seguidores de la serie, más ecuánimes y más agradables de ver. Así, que por favor señores, no den por supuesto sus deseos, aún quedan, o mejor quedamos, algunos con capacidad de libre elección, incluso prefiriendo retomar libros (o series) antiguos menos contaminados por esta progresía multisapiencial. Gracias.

Ahora, las traiciones. A diario hay muchas, pero me voy a referir a una que me ha tocado la fibra sensible. En Málaga, han ¿creado? una cosa que llaman la Ruta del Gin Tonic Mediterráneo, organizada por algo que a su vez se llama Málaga en la Mesa. Bien, pues estos señores, han elegido como lo más plus, la repera en patinete, lo más guay en cuestión de gin tonics, algo que lleva… “una combinación perfecta del gin tonic de base clásica, en este caso con la variedad Larios, pomelo deshidratado, sirope de jazmín y un espectacular ahumado de lavanda y tomillo”. ¡La leshe!

Esto, lo ha presentado y preparado, un tal señor Didac Cabello, pero lo más enervante, lo que más me reconcome, lo que más me atormenta y me consume, es… que esto ha sido patrocinado por la Casa Larios y ha sido colaboradora necesaria Schweppes. Esta especie de fabada bebestible, que abre paso a que ya se le puedan seguir echando a esta semi sacra bebida todo tipo de artículos, incluso algunos de los empleados en farmacia o como útiles de limpieza, ha entrado en caída libre. Lo considero pues, una traición en toda regla. Yo seguiré, en tipo numantino, fiel al de siempre; gin Larios (mal que me pese, es ya tarde para reeducarme el gusto), tónica (aquí, la que haya a mano), hielo y como único toque de lujuria gustativa, una rodajita de limón…¡Ahhh! Y sin palitos, cucharitas, chorreaditas o espolvoreados. España y yo somos así… señores.

Hasta mañana.      Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España