Dentro y fuera

De ahí fuera, cal y arena. En UK su Parlamento ha aprobado definitivamente el asunto del Brexit, así que adiós. Las buenas, son dos noticias, una viene de la Justicia europea que ha dicho claramente que “prohibir el velo en el trabajo no es ilegal”. A ver si aquí nos enteramos que las normas son para todos, y al menos en algo, emulamos a Holanda, donde según afirma su embajador lo tienen claro; “Quienes vienen a Holanda tienen que respetar nuestras reglas”. Aquí lo hacemos al contrario, todos tenemos que acoplarnos a las reglas de los que vienen de fuera, especialmente las reglas más contra natura, por ejemplo, aceptar que se establezcan aquí las bandas latinas (ayer en Madrid, 11 detenidos por liarse a tiros entre ellos, sin mirar si por ahí pasaba algún español que no era del lio).

En la Cataluña irredenta, el tribunal que juzgó las mentiras y desobediencias del tal Más, lo ha ‘castigado’ con una pena mínima, y lo ha premiado con lo que él buscaba, el título de Mártir de la Causa. El tribunal esquivó lo de hacerle pagar los millones de euros (de todos los españoles) que se gastó en el invento. Será para molestar poco.

El neo mártir sigue saliendo en otros juicios, casi todos hablando de dineros perdidos, pero a él, y a sus padrinos los pujolines, lo siguen ‘esquivando’. Lo mismo, por no molestar.

Como esto ya está siendo aburrido y con finales exculpatorios conocidos, lo dejaré por hoy.

El Gobierno intenta comprar a los estibadores. Ofrecen 225 millones para prejubilaciones, prejubilaciones que pagaremos entre todos, incluidos los actualmente jubilados. Naturalmente a estos elegidos de ahora, les parece poco, ellos con esos millones no se achantan, prefieren seguir con su pequeña mafia.

Mientras, los españoles vamos encajando las subidas del IPC, la gasolina, el gas-oíl, la electricidad, etc… Esto de la electricidad es curioso, sube cuando hay aire y cuando no lo hay, cuando llueve y cuando no, parece que no hay un momento perfecto para que baje.

En el virreinato de doña Susana todo sigue igual, ella es como una especie de predicador televisivo que clama sus consignas e impone sus manos sobre los adeptos, y se aferra a los cargos. Su problema es que es poco amiga de elecciones, prefiere los alumbramientos por aclamación, y ahora eso no va a ser posible, así que está retrasando los más posible tener que explicar lo que quiere hacer. Desde luego si les explica a los demás, que quiere conseguir que toda España se baje al nivel andaluz, no creo que guste demasiado. Por cierto sigue con ese invento para sonsacar a los andaluces lo que esperan heredar. Es poco de fiar el asunto… como todos los suyos, excepto para C’s que ya le ha garantizado su fidelidad absoluta pase lo que pase.

De nuestra provincia, al menos una nota de cordura marbellí, que “lidera una campaña para que el bus de Hazte Oír no circule por Málaga”. Un veto a la mala educación y al mal gusto.

En la capital, un titular curioso; “La huelga de bomberos comienza con total normalidad”. Ya aceptamos que todo sea normal.

Hasta mañana.      Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España