Descubrimientos y contradicciones

Se nos ha ido doña Theresita, y lo malo es que ha llegado al poder don Boris, el que se parece y quiere parecerse más cada día, a don Donald. A nosotros nos pilla con doña Anguelita con temblores y con el Tal y su futuro Gobierno Dúplex a la vista. Estamos arreglados. Para el Tal, don Putin le ha indicado la solución para salir investido; “Rusia/ El dirigente opositor ruso Navalny detenido por la policía”. Así, metiendo en la cárcel a todo el que se le oponga, lo tendría el Tal más fácil.

Hablando de cosas exteriores, este Gobierno tan eficaz, ha “certificado” en un informa a la UE que con doña Carmena “no se redujo la contaminación”. Eso se contradice con lo que dicen las teles y radios afectas cada día, que con la abuelita todo era mejor y se ataban los perros con longanizas. Que se desdigan ahora.

También dicen los expertos que la cosa puede ir a peor; “La desaceleración se cierne sobre España: el PIB crecerá ya menos de un 2% en 2020”. Esto es claro, cada vez hay menos españoles produciendo, y más viviendo del Estado. Así no se crece, pero los partidos y partidarios están en la gloria.

Hoy, como lo del Monotema está hibernado, descubrimos nuevos inventos. Uno, maravilloso es eso de “lo telemático”, gracias a lo cual, a don Pablo se le ha visto el, plumero, pues su flamante compañera de habitación y futura Vicepresidente, como votó “telemáticamente” desde el casoplón, incluso antes de haber escuchado a los que debían exponer sus presuntos planes, demostró que era lo previsto, y que a ella la pillaron con el paso (o el voto) cambiado.

Otro de los descubrimientos, es que no hay un catalán, sino muchos idiomas parecidos; “El menorquín, en las servilletas del bar antes que en los colegios”. Ahora, ¿tendrán que aprender menorquín los nenes?:

Otra de las cosas del día es otra de esas aparentes contradicciones actuales. En la radio, los puristas del régimen están que trinan porque un fiscal ha pedido pena de cárcel para ese tuitero que se dedicó a hacer chistes con la tragedia del niño Julen. A mí también me parece que lo de mandarlo a la cárcel, es demasiado, pero en lo que no creo es en la impunidad de esos que se amparan en la “sacrosanta libertad de expresión” para atacar a quien a ellos les parece. En cambio, a nadie he escuchado defender a esa niña que en  un pueblo catalán agredió su propia profesora por “expresar” su opinión, pintando la bandera de España en un trabajo escolar. Ahora ha sido un juez el que se va a tirar al monte y ha abierto una investigación sobre el tema, pero… esos medios que hoy estaban disparados y disparatados defendiendo la libertad de expresión, con esto siguen callados como muertos.

Otra decisión judicial está en el “candelabro”. Esa que ha dictaminado que los repartidores no son autónomos cuando su patronal les controla hasta el reparto de las propinas. Ya ha salido la patronal a defender… a la empresa, diciendo que “calcula que solo hay 70.000 falsos autónomos de los 3,3 millones de trabajadores por cuenta propia”. O sea, que esos 70.000 no tienen derecho a quejarse.

Antes de bajar a mi Málaga, los últimos coletazos (nunca más ajustada la frase) sobre el Gran Teatro. Mañana elegirán al Tal como Presidente de Paja, y algunas de sus niñas está temblando porque las pueden echar del chollo; “Calvo se opone a entregar el Ministerio de Igualdad a Podemos para no regalarles la bandera feminista”, pero lo importante es que el Vicepresidente efectivo, y sus huestes lo tienen claro, ‘todo es cuestión de pasta’; “Podemos exige a Sánchez que ‘sus’ ministerios tengan autonomía de gasto”. Más claro; las llaves de la caja. Qué Él se quede con el Falcon, la Moncloa y los viajes, ellos con lo demás. Y mañana firman… los dos.

En Málaga al señor Cassá lo han degradado; “se queda fuera del gobierno de coalición de la Diputación”. Ahora es el momento de poner en práctica lo que él predicó; “el que no esté a gusto aquí, lo que tiene que hacer es irse”.  A ver si lo cumple.

Dicen, y será verdad, que han adjudicado las obras para “reurbanizar 36 calles en Málaga”. Serán casi las mismas de las últimas veces, porque aquí los arreglos no duran más de un par de meses. Quien no lo crea, que se vaya fijando en los suelos de la ciudad, todos hundidos, con boquetes y con piezas rotas. ¿No será simplemente… peatonalizar? 

Esto siguiente, es otro ejemplo de la estupidez actual; “Un médico simula un infarto para ahuyentar a cuatro ladrones que asaltaron su casa”. Pasó en Marbella pero no, no digo que sea una estupidez lo del médico, sino el hecho de publicarlo. Así vamos dándole pistas a los delincuentes de lo que deben creerse y lo que no.

Para el final, una noticia que me afecta personalmente; “Luz verde en el pasaje de Chinitas a dos proyectos de apartamentos turísticos”. Ya era imposible para mí la situación acústica de la plaza, ahora, la parte de atrás de mi casa, que da al Pasaje, también. Como en los sanfermines…¡¡¡Pobre de mí!!!

Hasta mañana.                        Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España