Día de Navidad

Hoy no es día de leer chorradas en los periódicos ni ver como gracias a la ya incipiente campaña anti monárquica, intentan destripar el discurso del Rey de anoche. Seamos serios, yo lo escuché y, me pareció como siempre, prudente, moderado y conciliador, pero ahora, seguro que le sacan de todo en la prensa (escrita y visual) adicta al régimen y lo convierten en una sarta de insultos a unos pocos… es lo previsto.

Pero hoy no es día para estas cosas, hoy estas cuatro letras son sólo para desearos un feliz Día de Navidad, y como siempre, a partir de hoy, a esperar que caiga el año y después lleguen los Reyes Magos, que yo  sigo siendo tradicional. A mí lo del Gordo de Colorao, lo respeto, pero no le tengo el cariño de años que guardo a los del trío errante. Por cierto, que al de Colorao, he visto en estas fechas que le ha salido un competidor en el País Vasco, llamado el Oléntzero (creo que se escribe así), que se suma al que ya tenía en Cataluña, el Tió de Nadal (nada que ver con el tenista y su entrenador), porque claro, las tradiciones nacionales, sí hay que erradicarlas, pero las de cada pueblo son sagradas… bueno, láicamente sagradas.

Como hay que ir a comer en familia, y reunir a todos los nietos, creo que es mejor dejar esto y, al menos, hoy no ser pesado. Ya cuando pasen estas fechas veremos qué cosas pasan… o hacen pasar, porque aquí, últimamente, las cosas casi nunca pasan por casualidad.

Lo dicho, Feliz Navidad, Feliz día en familia y disfrutemos mientras nos dejen.

Hasta mañana,                        Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España