Días de paz

¡Y una leche!

Las teles y los medios nos bombardean diciéndonos que estamos en días de paz y de concordia, pero si ves lo que hay, te pones de los nervios.

Este fin de semana, por cuestiones sanitarias, sin poder salir, enclaustrado, he tenido que ver mucha tele, mucho informativo, y da asco. Por doquier bombas, muertos y desgracias.

Para colmo, hoy sigue el asunto. Lo de los papás de la niña que dicen está enferma, aunque hasta esto está puesto en duda, es para echarse a llorar, y para parecernos cada vez más a Chicago años 20, nos traen el crimen de la viuda de Vicente Sala. Todo un horror, pero de todos, el más horripilante es lo que viene de China, donde  una madre, se ha cargado a cuatro hijas, la mayor de todas de 8 años, y ha herido a una quinta, porque no tenía varones. Es el colmo del horror.

Estamos insensibilizándonos a tal modo que ya cada día esperamos una atrocidad mayor para leerla o verla, sin pestañear.

Mientras, en este mundo de despropósitos, en esta idioticracia (el término no es mío es de don Ramón de España) todo sigue su curso, y así, por ejemplo,  nos cuentan que sigue la impunidad de la familia de los pujolines. Así el Pujolín yunior “diseñó grandes negocios en plena investigación judicial”. Eso, con dos güevos, y mientras los poderes públicos mirando al tendido.

Esto ha llegado a extremos en que lo de ir por la calle ya es cosa de valientes. ¿Por qué? Pues porque cualquier imbécil se puede dedicar a repartir bromas de mal gusto sin importarle un pimiento el respeto al prójimo. Por ejemplo un tal “MrGranBomba” de profesión conocida youtuber, se dedicaba a dar “bromazos” de eso tan valiente que llaman cámara oculta. En una de ellas, llamó a un viandante ‘caraanchoa’ y este le arreó un tortazo. Para que el despropósito sea total, el tal youtuber, alicantino por más señas, “ha denunciado la agresión (recordemos, un tortazo)”, y el juzgado se la ha admitido.  Es hasta probable que el insultado sea castigado con todo el rigor de la ley… como es habitual para la gente de a pie.

No hay rigor, sin embargo para el señor Benzema, al que la Guardia Civil ha vuelto a pescar cometiendo infracciones con ese coche que le regalan a estos privilegiados. Este, hasta que no mate a alguien, no va a parar, aunque estoy pensando qué… ni aunque mate a alguien va parar.

En Málaga poca cosa, sólo que también para sumarnos al disparate nacional, estamos celebrado que se ha recuperado la Aduana como museo. Es un disparate no el haber recuperado un edificio (como se dice ahora) emblemático y a la vez un Museo Provincial, sino el celebrarlo tras varias décadas de promesas y retrasos. A todos esos que ahora van a ponerse para salir en los fotos, les debería dar vergüenza.

Lo dejo, como se ve no estoy a gusto con llamar esto “días de paz”.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España