Distinto trato

Antes de mirar eso que llaman la actualidad, unas reflexiones personales, muy personales.

Hace unos días tuve la gran suerte de echar un rato con un viejo amigo, Antonio, que es a su vez un amigo viejo como yo, al que hacía años no veía. Fue un rato muy agradable, en el que repasamos vidas pasadas y echamos un rato contando eso que en el TBO llamaban batallitas del abuelo Cebolleta. Porque ya somos ambos, eso, abuelos con ganas de contar batallitas, recordar tiempos pasados y compartir experiencias sobre nuestro devenir. Eso fue la cara de la moneda, la cara agradable.

Hoy me ha llegado la cruz, la desagradable. Estando en el día a día, el güasáp me trajo la noticia de que otro amigo, Agustín C. ha fallecido. Es otra de esas pérdidas irremplazables, la de un hombre bueno, amable, educado y pacífico, de esos que cada día van quedando menos. No puedo menos que pensar que cada una de estas pérdidas nos deja más solos a los amigos que quedamos, y eso, es otro agravante a la pérdida.  Se van unos, los mejores, y los que quedamos, nos quedamos solos. DEP Agustín, seguiremos echando la vida fuera sin ti.

Ahora, aunque sea solo por seguir la vida, hablaré del distinto trato.

Me sorprende que cuándo algunos tuits, güasaps o conversaciones, tienen una gran caja de resonancia en “todas” las emisoras, teles y periódicos, especialmente cuando afectan a una parte determinada del espectro político. Pero otras, igual o más interesantes, cuando son de otra parte, de la parte llamada (no sé por qué) “progresista, desaparecen casi absolutamente y cuesta trabajo encontrarlas en ninguno de los media. Los que acostumbramos a intentar leer de todo, a veces encontramos esos “detallitos” en sitios poco visibles.

Ha pasado, por ejemplo, ahora, con los tuits de los chicos de Podemos. He visto que don Pablo ha amenazado a doña Mariló Montero, que otros se han reído de la minusvalía física de su compañero don Echenique,  y que otra vez, don Pablo, que se autodenomina “macho alfa” amenaza con “poner orden” en algunos sitios. Vale, si esto hubiera sido en otros partidos, estarían los media echando fuego, pero en estos, incluso desaparecen al día siguiente. Un caso de igualdad flagrante.

También es un caso de igualdad desigual el trato a las victimas si están son “simplemente católicas”. Matar párrocos en Francia o destrozar iglesias en Mijas se “disculpan” con gran facilidad y se olvidan pronto. Darle un grito a algún líder carismático, te puede llevar a la cárcel de los medios, es decir a las primeras planas emponzoñadas.

Ya en Málaga, poca cosa, que en Torróx y Algarrobo ya hay una guerra por las hamacas, es decir, cada vez hace más complicado ir a la playa, o que en la capital, la Agrupación de Cofradías, sigue mareando la perdiz intentando, aun no sé por qué, buscar un itinerario alternativo a la Semana Santa. ¡Que cruz Mariano!

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España