DOS

En la todavía Trumpolandia siguen saliendo cuentas que rematan la victoria de Biden… ¿Y a nosotros qué? Con lo que tenemos aquí, que Georgia haya completado el recuento nos la deja al fresco.

Aquí, con todas las malas noticias que hay, sobresalen dos, son DOS con mayúsculas. La primera, la venta barata de Canarias que está haciendo este ¿gobierno?, más bien una tropa de chamarileros que trafican con todo lo que no es suyo para su propio beneficio. Eso que ahora llaman “la crisis de la inmigración”, no es ni crisis, ni es inmigración. La llegada masiva estaba avisada; “Frontex alertó ya antes del Covid de una crisis migratoria en Canarias”. Para ayudarla, el Gobierno eliminó las naves de control que tenía en la zona, para que los remolcadores de cayucos pudieran llegar hasta tiro de piedra de las islas. Así, en estas últimas manadas de barcos han llegado a Gran Canaria; “miles de inmigrantes que ahora Sánchez saca de la isla ante la visita de ministros de su Gobierno.” Los saca para que en las fotos salgan favorecidos. Para esto, los mete en asientos preferentes en aviones y los manda a la Península, mientras esperan, los tiene en hoteles y residencias de lujo a todo confort. Y no son “pobres desgraciados”, todos están en edad militar (¿casualidad?), en estupenda forma física y provistos de móviles y lo que les haga falta. Las medidas de dos de nuestros Gobiernos son diferentes. La del “Gobierno Pedro”, es mandar al MarlasCa a pedir árnica al Rey de Marruecos, y a preguntarle si, además de los coches de policía que les han regalado, quiere algo más. El “Gobierno Pablo”, es más práctico; pide la disolución de la Legión, no sea que estorben. Dicen esto es de difícil solución, pero la señora Oramas les ha planchado el argumento; “Ana Oramas: “Está todo inventado: en la crisis de los cayucos de 2006 la solución la dieron De la Vega y el Rey”. Entre estos dos, acabaron con el problema… pero es que querían acabar con él, no como ahora.

Del otro gran problema, llevamos tiempo hablando pero ayer se consumó. Los socios del equipo Frankenstein le aprobaron a Celaá su “ley”. Antes de hablar de ella, me voy a permitir una nota casi personal. En mi segunda incursión en la Universidad, tuve clases de Lengua (gracias, Pedro, profesor de ella). En mis apuntes, como prólogo, busqué, escribí y guardé, estos breves versos del ahora ensalzado por la izquierda inculta, figura y personaje fantástico, don Miguel de Unamuno;

          “La sangre de mi espíritu es mi lengua

y mi patria es allí donde resuene soberano su verbo,

que no amengua su voz, por mucho que ambos mundos llene”

Estas simples palabras las ignora doña Celaá que va a conseguir que el español, hablado por “sólo” 400 millones de personas en el planeta y esparcido por los 5 continentes, no se pueda hablar en… España. Su Ley, esa hecha para contentar y pagar a sus socios, es el mayor ataque a la lengua de Cervantes (no lo digo yo, lo dice el Times, “Law scraps Spanish as common language in schools in blow to culture of Cervantes)”. Esa patada a la cultura, busca además, contentar a la cantidad de ignaros y bocachanclas que pululan por cargos, carguillos y cargazos, poniendo cerco a la concertada, a la que por cierto, muchas de los ministros del sanchísmo, incluida la menestra firmante, acudieron a  llevar a sus nenes y nenas. Quieren también cargarse la Educación Especial, y permitir a las comunidades imponer lenguas no oficiales en perjuicio del español. Asqueado por esto, termino los versos de don Miguel cuando habla de “mi” lengua;

“Lenguaje de blancos y de indios, y de negros, y de mestizos, y de mulatos;

lenguaje de cristianos católicos y no católicos, y de no cristianos, y de ateos;

lenguaje de hombres que viven bajo los más diversos regímenes político”.

Todo eso lo olvida la tal Isabel y se lo carga, ¿solamente por ideología? No sé. Ante esto, que el Puchmamón boicotee a su candidata Borras y admita que él, prófugo de la Justicia; “seguirá controlando el Govern desde Bélgica”. O que la inculta y áspera Colau suelte chorradas de este calibre; “Colau pide a los barceloneses no comprar en Amazon esta Navidad”, e incluso que la Policía cargue con esto; “La Policía detiene 24 veces en un año a un joven de 22 años por robos a comercios en Granada”, son sólo agujas en el pajar de la ignorancia gubernamental actual

Sólo una noticias local distrae mi atención, esta; “Dimite el director general de Turismo y Promoción de Málaga tras cuatro meses en el cargo”. Se llama don Luis Cardo, fue; “elegido entre 17 candidatos por el sistema de libre designación, y alega motivos personales”. ¿Dimite?, ¿seguro que es español?

Hasta el lunes,                         Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España