El 155

Antes de entrar en el Monotema, un par de pinceladas externas, aunque una, lamentar el incendio de Portugal es poco externa, son los primos de al lado y me da pena que estén pasando por ese incendio. Lo otro es el Estrecho de Ormuz, donde están liándola cada vez un poco más. Solo falta que don Trump eche gasolina a esas brasas, para que el asunto se desmadre del todo.

Aquí, un choque automovilístico con cuatro jóvenes muertos y otros dos graves se está llevando los titulares de la mañana. Aconteció en Salamanca. Y la noticia pinturera, es la de un italiano en Ibiza que se comió 400 euros de marisco, (como si fuera un sindicalista de aquí) y no quiso pagarlos (aquí los paga el sindicato, es decir entre todos nosotros). Lo han detenido por estafa (no como a los sindicalistas, que a esos los dejan tranquilos), probablemente hasta que haga la digestión.

Ahora lo del 155. No, no piense nadie que ese artículo se va a volver a aplicar, sino que esta parece ser la solución que ha encontrado el Tal, para una vez finalizado el teatrillo, como yo ya prediqué desde el principio (que lo de las discusiones era puro teatro), ante el debate final, avisa de lo que va a hacer para sacarse el titulo; “creará 155 ministerios y nombrará a 155 ministros, mejor, ministras”. Es para que haya ministerios para todos, Podemos, ERC, PNV, IU, etc.… incluso uno para el camarada Revilla, Ministro de las Anchoas y del Cotilleo.

Así, todos contentos, bueno, todos ellos, menos los españoles de a pie que en una encuesta, por supuesto no del señor Tezanos, han definido esto; “Los políticos, un problema para los españoles”. Pero ellos, a lo suyo, es decir a quedarse con lo muestro y el que venga detrás que arree.

Como ya está decidido que van a colocar hasta a las consortes, (¿doña Bego Ministra de Relaciones festivo-culturales con África?), don Pablo ya está pidiendo “una renta mínima nacional”. Esto costaría  al Estado unos 18.000 millones, pero le aseguraría el vivir sin trabajar a los votantes y votantas de Unidas. La futura Vicepresidenta con Mando en Plaza, doña Irene, que se llevará a los nenes al Consejo de Ministros para darle sabor familiar, anda ahora muy atareada borrando sus tuits de antaño, aquellos en los que prometía al rey don Felipe “la guillotina”, o lo amenazaba “con tirarlo a los tiburones”. Ahora cuando vaya a recoger su vicepresidencia ante el Rey, seguro le cuenta algún chiste más actual. El Presidente de facto, es decir don Pablo, para ir calentando motores dice que ha sido él, el que ha conseguido “arrastrar” al Tal hacia la izquierda. Este a su vez, ya tiene el discurso de investidura preparado y, naturalmente, le echa a la derecha todas las culpas de “romper España”, y regala el oído  a los indepes con, “una petición de dialogo con el nacionalismo”. Todo muy ético… como prometió en campaña.

Por supuesto, Bildu y ERC y Cía., juran por san Otegui que se abstendrán para que el Divino Pedro siga disfrutando del Falcon y de los veraneos pagados, todo para evitar otras elecciones que las puede cargar el diablo (además de don Tezanos).

Como el mundo sigue girando a pesar de esto, doña Colau ahora quiere que haya más bomberas que bomberos; “Colau feminiza también las oposiciones a bomberos: las mujeres tendrán prioridad para aprobar”, y la Junta de Andalucía sigue luchando contra los efectos remanentes de la Cortijá de doña Susana; “Recortes de urgencia para atajar la sangría económica en las cuentas de Canal Sur”. A ver si es verdad. 

Y en Málaga, ayer, médicos y otros expertos, pedían que el ser gordo no sea una tara como piensan algunos, y que esta, la obesidad, sea contemplada y declarada como enfermedad. Me gustaría saber cómo van estos a convencer a muchos médicos de esto, porque los que somos entraditos en carnes… sin comer con gula desatada, nunca hemos conseguido que esto les entre en la cabeza a los galenos. Todos te miran cuando le dices que comes muy poco, como si fueras un extraterrestre. En fin, que lo intenten, y que conste que yo no como Foskitos, ni morcillas a go gó…, y admito estoy gordo, para que nadie se corte en decírmelo, pero que dejen de darme consejos.

Lo último un pequeño susto; “Cultura pone sus miras en la Alcazaba para recuperar el barrio de viviendas”. Espero sea para recuperar las viviendas de otras épocas, aunque después, como con las de la Alameda, no sepan qué hacer con ellas, pero que no las conviertan en “viviendas turísticas”.

Y lo dejo, mañana el paripé de las votaciones. Va ser tristemente divertido ver como se la envainan unos y otros.

Hasta mañana.                        Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España