El IVA de las mas-carillas

En la todavía Trumpolandia, el del flequillo está quitando de en medio a todo el que no le gusta. Quita técnicos y pone a sus fieles (cómo aquí). Sus huestes van a organizar una manifa con los neonazis incluidos, y… “bloquea los mensajes de líderes mundiales a Biden”. O sea, lo que quieren hacer aquí.

El vacunómetro sigue su curso, lo actual es el asunto mascarillas, donde el TriGobierno rectifica sobre sus rectificadas rectificaciones… Ahora son la releshe y lo que quiere hacer es controlar quiénes y cómo nos las ponemos, será para controlar el negocio. La presunta rebaja del IVA tiene  su historia. Para empezar no preguntaron a la UE (su coartada) hasta el 6 de noviembre que lo hizo Hacienda. Encima, la rebaja suena a ficticia, la UE le permite el IVA 0, pero doña Montero1 lo pone en el 4%, a pesar que; “la Comisión Europea informa expresamente a la ministra que puede eximir de IVA a las protecciones contra la pandemia”. Para más inri, yo, personalmente, aunque acato la ley y me la pongo, pienso que con las mascarillas siguen subiendo los contagios… ¿por qué? A ver si alguien del Gobierno dice algo, y por ejemplo explica, porqué en Sueca no las llevan y no les va peor que a nosotros.

Aprovechando este desbarajuste, el ¿Gobierno? sigue con su plan de controlar la Justicia e imponer la suya; “el Gobierno permitirá a la Fiscalía registrar «lugares cerrados que no son domicilio» sin orden judicial”. Es un borrador, pero da a doña Dolores TODO el poder para tener el control sobre las fases de la instrucción judicial. Aparentemente ajeno a estos “detallitos”, el Tal, cual síndrome de Estocolmo, dándolo todo para contentar a sus captores; “Sánchez premia a Bildu con las medidas estrella de su política laboral”. Les cede materias en lo socio laboral y los ama como su primer socio para aprobar cuentas. Sus peones de brega, Echenique y Rufián, se dedican a allanarle el camino; “aprietan las tuercas para desalojar a Cs de los Presupuestos y Montero les pide “olvidar los vetos cruzados“. Todos a una.

Otros, a desmantelar la cultura; “Isabel Celaá y Manuel Castells contemplan que la Selectividad pueda ser virtual este curso si la Covid-19 empeora”. Otro año de puertas abiertas a tener un titulo si saber; “vuelven a dar facilidades para que los alumnos tengan más opciones a la hora de elegir las respuestas”. El que lo tiene claro es Pablo; “pasa de la Sanidad Pública: compra 2.000 test de Covid para él y su equipo ministerial”. Para tener contenta a su pastorcilla; “da 43.000€ a las feministas del Sindicato de Estudiantes que alentaron el infectódromo del 8-M”. Por lo bien que lo hicieron.

Con esto, casi pasa desapercibido que el Puchmamón esté algo preocupado, tanto que se aparta momentáneamente; “Carles Puigdemont renuncia a ser el candidato de JxCat a la presidencia de la Generalitat”. Da igual, en su Taifa las cosas siguen a lo loco; “Colau mantiene como directora de Medio Ambiente a una imputada por delito ecológico”.

En la Andalucía olvidada, el Parlamento se luce; “espera una nueva definición del transfuguismo para desbloquear el caso de Teresa Rodríguez”. Ahora los asuntos se resuelven cambiando el diccionario. Y en Málaga; “Un fallo informático paraliza las notificaciones a procuradores y abogados”. A los colegiados de estas cosas, los tienen de los nervios; “aseguran que esta situación provoca un «gran estrés» y la «desesperación» de los profesionales”. A los sufridores de los juicios, ya nos tienen acostumbrados a largar y alargar los problemas.

Para el final, un aplauso al emir de Dubai, que no sigue el ejemplo de nuestros políticos en esto; “El emir de Dubái, jeque Mohamed bin Rashid al Maktum, voluntario de una de las vacunas contra el Covid-19”. Bien por don Mohamed. Aquí, hasta que no se vea que con la vacuna no palmamos los viejos, nuestros políticos se acuartelan y esperan.

Hasta mañana,                         Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España