El Reparto y los 90º

Esto de la caída colectiva, del blog y personal, me ha dado tiempo a recapacitar un pelín, sólo un pelín porque recapacitar demasiado en estos tiempos, te puede llevar al suicidio, y me he dado cuenta que en eso que llaman política, centrarme en los detalles hace que pueda perder de vista lo importante. Así que los trapicheos con ONGs de andar por casa del señor Ábalos, la multifunción de los escoltas de la Marquesa de Galapagar, o la nueva política gubernamental de “equiparar” sus malas noticias contraponiéndoles otras de los demás, por ejemplo, si se habla de que los ERÉticos deberían entrar ya en la cárcel, al lado se opone que a Urdangarín le han dado el tercer grado, y así, subliminalmente, quieren que pienses ¿para qué vamos a entrullarlos si los vamos a sacar en cuatro días?, o si sale otro de sus enjuagues en cualquier otra parte, con decenas de condenados por llevarse la pasta, se le adjunta alguna noticia de que algún concejal de pueblo de Vox ha escupido en la calle, y así… “todos iguales”.

Con este enfoque lo importante actualmente es “el Reparto”, y por lo que se ve, va a quedar así:

Para el Tal Sánchez, la Moncloa a su nombre, el Falcon, el helicóptero grande y los veraneos pagados para él, su familia y el perro, a perpetuidad.

Para los catalanes, se quedan con Cataluña, Baleares, y parte de Valencia.

El PNV, con País Vasco, Navarra, y la promesa de declarar la guerra a Francia para que le entreguen el País Vasco Francés.

Para los Marqueses de Galapagar, todas las recaudaciones del resto de los españoles, y un batallón de la Guardia Civil para escolta y ayuda a doña Irene.

Para don Revilla, un contrato para comprarle a precio de oro, todas las anchoas que él quiera (o pueda) venderle al Estado y un programa fijo en la tele..

Para los de Teruel…, para estos nada. Se les engaña prometiéndoles cualquier cosa y cómo están acostumbrados a eso, a que los engañen, caerán.

Los demás, extremeños, gallegos y andaluces que se espabilen y que para las próximas elecciones (si vuelve a haberlas) que se hagan un partido localista para sacar su diputadito.

Con esto, vamos despachados.

Ahora, lo de los 90º. Allá cuando en el extinto Bachillerato me explicaron eso de los ángulos y lo guay que era el de 90º, no me imaginaba que hogaño, me tendría que enfrentar a él. Dice el cirujano que si no doblo la patita “como mínimo” a ese ángulo no me deja irme a casa, así que imaginad lo importante que se me ha vuelto el ángulo recto.

Ya por hoy está bien, espero volver el lunes, pero como ya me he rendido ante el alcalde y concejales/as visionarios, abandono “mi” Centro, entre otras cosas porque ya no existe, y me acojo a la doctrina del señor Cassáa, de que lo que tenemos que hacer los ya escasos habitantes del antes llamado Centro Histórico, es irnos y dejar sitio para los cruceristas y los patinetes (lo siento, amigo Alfonso Miranda, uno menos en tu titánica tarea). Me voy a un espacio intermedio entre Málaga y Torroles, para estar lo más lejos posible de ambos Ayuntamientos, y el lunes con la rodilla aun tambaleante, me tendré que re-organizar, así que aún me quedan unos días “inquietos” informáticamente.

De todas maneras, gracias por vuestra comprensión, y espero que… Hasta el lunes         Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España