En campaña

Me refiero a la máquina propagandística del sanchísmo. No hay más que leer, oír y ver las noticias, para saber que se han puesto a toda máquina. Todo lo que hace es oro de ley, los demás, todos están (estamos), equivocados. Algunas de sus “soluciones para convencer” rozan el ridículo. Ponen cientos de imágenes del Ifema pero nunca dicen qué, aunque el Ejército y los voluntarios montaron el hospital en tres días, ellos, el Gobierno, no ha mandado equipamientos para él. Pero lo más chusco, lo vi en el telediario de A3, anoche. Tras poner esas estadísticas cargadas de números y colorines, hacen un repaso por comunidades. Naturalmente se destacan las que van muy mal, siempre las gobernadas por otros partidos, pero, al final, y porque no había más remedio, pusieron, escuetamente, las cifras de Andalucía. Dentro de la tragedia, eran las mejores, junto con Canarias, de todo el país. Y… “explicaron” que nuestras cifras son mejores…”porque aquí hace más calor”, y sanseacabó. ¡Toma ya! Se nota no hablaron con sus meteorólogas, porque precisamente estos días, estamos teniendo temperaturas muy de invierno y lluvias a mogollón (en Málaga más de 75 l/m2 en una sola noche). Tienen una cara que se la pisan. Y eso, que esta cadena no es TeleRosaMM, esa ni me atrevo a verla.

Mientras ellos venden su nube, tienen que “abrir la mano” para interpretar su último decreto, ese que ha cabreado a todos.  Las fabricas, “apagan motores” y no saben si los volverán a encender alguna vez. No importa, por ejemplo, doña Montero1 abre el déficit de su departamento todo lo que le da la gana (ya antes de esto lo había presentado, aprobado y duplicado por sí misma. Ella lo vale.

Las comunidades a lo suyo. Entre ellas, Cataluña se distingue por su humanidad. Da instrucciones a los sanitarios para que convenzan a los viejos, a los uppers, de qué; “La muerte en casa es la mejor opción”. Es la fórmula para denegar asistencia y curas. Siguen el ejemplo gubernamental, este ha catalogado a Policía y Guardia Civil como “colectivos de muy bajo riesgo”, cosa inmediatamente aplaudida desde UGT y CCOO… a pesar de que ellos mismos han reconocido qué, entre estas fuerzas de seguridad, “ya hay más de 5.000 casos posibles –no se los confirman porque no les hacen los test– entre policías y guardias civiles”. Para ayudar a que salgan las cuentas, el ministerio privado de don Marlaska, “exige a los guardias civiles borrar los datos que muestran sus contagios en acto de servicio” y, qué  curioso, “que no se sumen a los homenajes a sanitarios”. Podríamos seguir, mejor lo dejamos, me da un cierto asco.

En nuestra Andalucía, la del calor, el Parlamento “estudia” no pagar las dietas a los parlamentarios, entre otras cosas porque si no hay sesiones y no van, es ¿pintoresco? cobren dietas de desplazamiento, comidas  y hoteles. Hasta para esto los políticos no se ponen de acuerdo. La idea de doña Teresa de rebajarles el sueldo, ni les entra en la cabeza. Eso se queda para los autónomos y empleados de las pymes. Para una vez que doña Tere acierta, algún caso deberían hacerle a esta criatura. Al menos, la Junta ha reforzado la Sanidad “con más de 1.600 respiradores, 26.000 camas y 1.400 profesionales”, y otro sindicato, el CSIF Andalucía, ha demandado al SAS “por desprotección de los sanitarios”.

De Málaga, donde sigue haciendo frio, noticias varias. Salen consecuencias de este encierro, así tuvieron que socorrer a dos menores, solas, al ponerse enfermo su padre y estar su madre bloqueada en el extranjero. Se nos suma una desgracia más; “Muere una enfermera en accidente de tráfico cuando iba a trabajar a un hospital de Marbella”. Y en la capital, la crisis llega hasta los Ángeles de la Noche. Su director ha pedido, y conseguido, se cierre el despacho de comidas por miedo a los contagios; lleva razón. Pero los siete voluntarios, esos que curran por la cara, por solidaridad, se niegan a “dejar sin comer a las 290 personas que van diariamente a desayunar y a llevarse el almuerzo en envases”; también llevan razón. Entonces… ¿…? ¡Ah!, por si A3 no se ha enterado; Campanillas sigue inundada… por enésima vez.

Para el final, una reflexión muy triste. Conozco y tengo amistad con personas de todos los pensamientos, cada cual el suyo, pero me apena que algunos/as sean de eso que llamamos piñón fijo, no atiendan a la realidad, sean proclives a la propaganda institucional y aun defiendan a capa y espada que este Gobierno es de oro macizo. Están en su derecho, pero significa, que cuando esto pase, y alguna vez lleguen (espero lleguen, aunque no estoy tan seguro) unas elecciones y tengan que votar, seguirán votando sin hacer una reflexión sobre este asunto, lo que nos augura más años de esta “afortunada dirección”. Me encantaría equivocarme pero el Tal Sánchez saldrá inmune de todo esto y lo tendremos que aguantar (a él o a algo peor) muchos años. Sus fieles lo siguen “ciegamente” y “sus” medios de comunicación, día a día, lo elevan a la santidad laica.

Hasta mañana,                         Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España