En Lago Como

 

Y me he enterado que lo de los pujolines sigue adelante, me  refiero a buscar las triquiñuelas para anular todos los juicios y dejarlos en la impunidad. Resultado, que todo sigue como siempre, con los enchufados de siempre a lo suyo, mientras los currantes se la juegan a diario.

Sigo pues contando lo nuestro. Para que estéis informados, aquí lo de la amenaza terrorista lo tienen claro, en todos los monumentos importantes está el ejército, y algunos de los soldados con el dedito en el gatillo, lo que me da cierta mosca, especialmente porque yo tengo cara de ser de cualquier lado.

Ayer, día de nuestro aniversario, nos fuimos al lago de Como y nos dimos la paliza reglamentaria.

Como los días están siendo intensos, voy a escribir poco y pondré algunas fotos. Como, la ciudad, es muy bonita, y en verano debe estar precioso, pero con la rasca que hacía, había que tirar de espíritu legionario para andar por ahí. En las cunetas aún quedaban restos de nieve, aunque a nosotros nos tocó un día bastante razonable.

Lo que, curiosamente está siendo un fracaso, es la cuestión del yantar. Esto no parece Italia, y hay pocas pizzerías y casi ninguna trattoria, que es lo que se esperaba. Resultado, en eso del papeo, en España lo tenemos bastante mejor, aquí lo que pitan son las bocadillerias y los sitios de pastelitos, cosas que a mi provecta edad me parece regular, sobre todo eso de comer en pie y en una esquina, pero de lo serio, hemos visto poco.

Pongo las fotos y lo dejo. Son del Lago y una de la Catedral de Como, que es una maravilla, y con esto, hasta la vista.

Hasta mañana

Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España