Eso de la Guerra

Ya parece estar liada. Don Hollande ha declarado la guerra, y lo que es más importante, ha invocado la cláusula de solidaridad para la defensa de la UE. Es decir, ahí está la guerra y quiere que nos apuntemos todos. Es peliagudo el asunto, los güenistas ya están atacando no al EI, sino a la Alianza y declarándose pacifistas a ultranza. Lo malo, es que eso es poco práctico, da lo mismo que tú te declares pacifista si la otra parte no colabora. Que se sepa, a Hitler o a Stalin no los pararon nunca diciéndole, “¡oye, tío, a mí no, que yo soy pacifista!”. Ni qué decir, sobre las cosas que están saliendo; el barrio de Bruselas donde se pueden comprar hasta misiles, la denuncia de don Putin (creo que este va bien encaminado) de que algunos del G20 ayudan al EI comprándole petróleo y vendiéndole armas, etc… No gusta publicarlas, son poco políticamente correctas, hay que ser “discretos”.

Lo que sí ha sido muy comentado es que hayan suspendido el partido de fútbol de la selección. Eso sí que alguno lo consideran grave, han pinchado en sagrado.

Pero como la vida sigue, siguen las chorradas nacionales. En Cataluña están que no paran, aunque no tienen ni gobierno ni idea de que van a hacer, se dedican a sus labores. Ya han emitido sus propias monedas, y curiosamente, a pesar de que en Europa les han dicho por activa y por pasiva, qué si persisten se quedan fuera de la UE, ellos se han fabricado su moneda… en euros. Así está claro, piensan emitir toda la que haga falta, basta con darle al botón, lo malo es que nadie les va a reconocer esos euros. Allá ellos.

Otros que andan en líos, son los alegres chicos de don Pablo. En Andalucía están que trinan con “sus” listas para las generales. Claro están todos cabreados menos la delegada de curso, doña Teresa, que esa sí que está que bebe los vientos por el señor Jefe. Este por su parte anda de fichajes. El último un juez que no ha encontrado mejor manera de quitarse de encima el chumbo del caso Noos que pasarse a las listas podémicas.

Todo este tipo de chorradas consigue que los más tontos monten relojes y les anden. El clan Pantoja ha decidido que la tonadillera de la Junta es… “una presa política” y ha recurrido a los ministros de Interior y Justicia para que “arreglen lo suyo”. Es que la criatura ya lleva ¡un año! en el talego, eso sí saliendo cuando le place. Eso, en este país, para un estafador es demasiado.  Mejor dejamos esto.

Una petición personal, please, confirmádme que esto sale a la luz, tengo mis dudas sobre si es fácil encontrarlo. Gracias.

Hasta mañana   /    Pepeprado

Avatar
Written by