Eso de la Igualdad

Hablemos de eso de la Igualdad con mayúsculas. Hace algún tiempo, a un ciudadano en Pamplona, lo castigaron porque había llevado a su nene mientras corría en un encierro de los sanfermines. No hace tanto, a un torero de canpanillas, lo pusieron como chupa de dómine, e incluso lo citaron a declarar, porque publicó unas fotos suyas con su retoño mientras toreaba a una vaquilla de poco peso en su finca. Ponían en peligro a los infantes. Todo esas llamadas de atención me parecieron correctas, a los niños hay que mantenerlos alejados de las locuras o aficiones peligrosas de los padres y del resto de sus allegados, pero… llevo unos días viendo como unos padres irresponsables han usado a sus hijos como escudos humanos en previsión de problemas que ellos mismos iban a provocar, anteponiendo sus personales anhelos a la seguridad de “sus” niños.

Además de usarlos en escuelas y entes públicos como elementos disuasorios, hemos visto incluso a algunos que llevaban a sus hijos de corta edad a hombros y en medio de los fregados, que repito, ellos mismos estaban buscando como coartada. Y a estos… ¿no los llama nadie?, ¿ningún juzgado se interesa por eso que llamamos grandilocuentemente “el bien del menor”?, ¿Dónde está la vara de medir?

Siguiendo con esa pretendida igualdad de todos ante la Ley, abundando en lo que decía ayer de los medios de comunicación, aunque a algunos habría que llamarlos portavoces, -o mejor en español americano, voceros de los disidentes-, habría que exigirles esa misma igualdad de trato. El ejemplo paradigmático es la Sexta en la que “sólo” salen imágenes de presuntos heridos entre los indepes, y nunca salen las agresiones a las fuerzas del orden constitucional. Tampoco prestan atención a los teatrillos de los Mossos de Cuadra y sus sonrojantes actuaciones. La igualdad, aquí también, brilla por su ausencia

Creo que todos hemos visto en las redes sociales esas fotos trucadas de supuestos heridos (que por cierto, aumentan de hora en hora, creo que ya van por más de ochocientos, aunque en solo se reconocen dos), pero en las redes también se ven los arreglos fotográficos, el empleo de imágenes de otros tiempos, pero no, ahí no se ve eso, ni las borricadas contra policías y guardias civiles, que ¡ojo!, se están batiendo el cobre por nosotros. Eso no se ve en los medios comprados, está vetado. Estamos pagando los regalos de don ZP de televisiones y cadenas de emisoras a los amiguetes.  

Ya lo que nos falta, es que el tal Pacificador del Mundo se ofrezca como mediador entre el “Gobierno de Cataluña” y la “Guerrilla española”. Estamos a un paso de ello, para loor y gloria de este luchador por las libertades.

Como notareis, hoy ni siquiera he leído periódicos, no hace falta, los pasos de los sediciosos están cantados y contados hace tiempo. Hoy huelga general, que cómo no está convocada por sindicatos como tales, se llama maliciosamente “una parada en el trabajo”, curiosamente… apoyada por “su” Govern. Dentro de un par de días, proclamación de la gloriosa república, la que va a ser la panacea de todos los males de… algunos, la que va a evitar investigaciones judiciales en cuentas corriente, la que va a indultar a los que han robado y ya está probado…

Y nosotros esperando que el Gobierno haga algo, para que sus equidistantes socios parlamentarios inmediatamente lo apuñalen por la espalda. Lo llevamos claro.

Mañana, quizás mire las cuentas y los corresponsales extranjeros, que ahí también hay tela que cortar.

Hasta mañana.      Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España