Eso que llaman normalidad

Volvemos a esa normalidad extraña en la que vivimos. En ella, descubrimos una nueva faceta del señor ZP, la de agente secreto al más puro estilo Mortadelo y Filemón. Ha intentado que sea secreto pero la Oposición venezolana ha desvelado que está allí…junto al Maúro. Al parecer intenta que esa nueva Asamblea sea aceptada por alguien. Este, con tal de salir en los periódicos se desvive, y eso de los ideales se los pasa por ahí mismo.
Aquí, los de siempre, al más puro estilo chavista, se han hecho una constitución a su medida, en la que todo les viene al pelo. Los jueces bajo el mando directo del President, qué, naturalmente será uno de los espabilados de ERC; se quedan con todo lo que es del Estado sin pagar un duro; por supuesto, amnistías a gogó, en las que seguro que entran los pujolines. Y, de pagar lo que deben al Estado, ni flowers, así que todo es color de rosa… para ellos. Lo más gracioso es que “admiten” la doble nacionalidad. O sea, no pagar ni un duro, pero venir al médico cuando les haga falta a cargo de nuestra SS. Fantástico. Es mejor dejarlo porque esta tontería está durando demasiado. Por supuesto, don Tancredo callado en mitad del ruedo.
Ya que vamos de gilitontadas, la última de internet: tirarse o beber agua hirviendo para salir en las redes. Se llama ‘Hot Water Challenge’, y de esto ya han palmado varios jóvenes, además de los que se han quemado cantidad. Estoy empezando a dudar de si en alguno de esos cruces genéticos, se ha perdido el carácter racional del animal humano, y algunos solo se han quedado en lo de animal.
Con esto, y las alegrías de norcoreanos, trumpístas, catalanes y demás ralea desorejada, vamos a terminar cargándonos este mundo, qué, la verdad, solo con cuidarlo un poco es bastante agradable.
Me vengo a Málaga, donde tras guardar la piragua en el trastero, me entero por la prensa de lo siguiente; “Lo peor ya ha pasado: el buen tiempo regresará para el fin de semana”. Esto me suscita una duda terrible; ¿esto de lo peor es algo que tiene que ver con todas esas previsiones de decenas de litros por metro cuadrado, inundaciones, y desgracias varias, o es que yo vivo en otro planeta, donde solo hace calor todo el año? Mirándolo por alguna parte buena, el Ayto. al menos ha limpiado alcantarillas y acequias, cosa que solo hace tras daños catastróficos, así que regocijémonos por la buena nueva.
La mala nueva es que el mismo Ayto. “quiere comprar el antiguo edificio del Gobierno Militar junto al puerto”. Le tengo un cierto cariño al edificio donde yo tecleé en nombre de la Patria. Lo pasé allí bien y tuve la suerte de tener de capitán, a una de las mejores personas que he conocido, don José Álvarez Hernández, Por eso, pensar que ahora allí, lo van a destrozar para hacerse cortijillos e instalar despachos para enchufados y gente desmarcada, me da pena. Pero como todos los despropósitos, esto saldrá adelante, e inmediatamente… peatonalizarán el paseo de la Farola.
Hasta mañana.        Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España