Gastos y cinismo

Por ahí fuera también hay listos. El tal Fillon, que aun quiere ser presidente de Francia, le cobró a un millonario por presentarle a Putin, y no le cobró barato, fueron 46.500 euros del ala. Este tío hacia dinero por donde pasaba.

Aquí, podría hablar de lo que le va a costar al Estado, que somos todos, otra de las aventuras de doña Maleni Álvarez, unos 1.494 millones a Abertis, y eso que el Consejo de Estado se lo había avisado previamente. Pero ella lo sabía todo, desde investigar accidentes de aviación en dos días, hasta hacer obras públicas ‘a medida’… de algunos.

También podría hablar de los líos del PSOE por las financiaciones de sus candidatos, por cierto, don Pedro también dice No No a enseñar sus fuentes, y ya se habla de que si pierde, hará un partido a su medida con esa pasta y esos “proveedores”.

Pero prefiero hablar de las declaraciones anti sureñas de don Dijsselbloem, qué, por cierto, no ha querido desmentir ni disculparse por ellas. Bueno, mejor debería decir, no por las declaraciones, sino por las reacciones patrias ante esta boutade del ministro impronunciable. Todas las cadenas, todos los preguntados, indignadísimos, se han echado, cínicamente, las manos a la cabeza, pero… lo que ha dicho este tío, ¡es lo mismo que dicen todos los personajes de la media España superior cuando hablan de Andalucía y Extremadura!

Los catalanes, los madrileños, los vascos, los gallegos, etc… opinan a boca llena que aquí estamos todos los días de fiesta, que no damos un palo al agua, y… que ellos nos mantienen. Desde luego, nuestra Junta y su portavocía televisiva, Telesusana, tampoco hacen mucho por desmentirla, pero hay una inmensa cantidad de andaluces y extremeños que curran como locos para sacar a su familia y su vida adelante… a pesar del Gobierno central, de la Junta y de sus ayuntamientos. Desgraciadamente, para empeorar nuestra imagen, los políticos que nos representan, hacen todo lo posible para demostrar que es fácil vivir sin currar, y se demuestra, cuando alguno de ellos pasa por un juzgado… impunemente.

Así, que menos lamentos  y lágrimas de cocodrilo y más investigar y comprobar lo que pasa en cada lugar.

Ante esto, que Podemos, según un medio, “apadrine” en el Congreso a los familiares, no a las víctimas, sino a los agresores de Alsasua, o que el PP de Andalucía intente lavarse la cara preguntando a doña Susana “por el dinero de la campaña del impuesto de sucesiones”, en vez de centrarse en ese robo del Impuesto en sí mismo, o demás cosas con las que nos ensucian día a día, suenan a temas menores, que importan solo mientras estén en primera página.

En Málaga, don Francisco, esta vez rodeado por todos, colegas y oposición, echa el resto para aprobar la torre del Puerto, que según dicen, va a ser la panacea universal, la pomada que todo lo cura. Qué pena que ese ímpetu se apague cuando llegan todos a Madrid.

Y nuestra UMA va a entronizar a los chefs presentes y futuros; “La UMA acoge el primer ‘Gastro-Campus de Innovación’, que aspira a sentar las bases de un futuro grado de Gastronomía”. Pobre tortilla de patatas y filete empanado, esta va a ser su puntilla en Málaga.

Para el final, otro quebradero de cabeza; ha aparecido un muro del XVIII cuando hacían un túnel para el Metro. La hemos liado. Todo el mundo quieto.

Hasta mañana.      Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España