Increíble

Antes de entrar a lo increíble, mi última nota sobre el caso de las nenas. Estoy harto de que teles y demás medios anden rellenando horas sobre la ‘búsqueda’ del asesino. Vamos a ver, este es como todos los cobardes, muy valiente para matar a las niñas, pero creo que incapaz de matarse, mucho menos ahogándose, cosa muy desagradable. Este anda ahora por ahí, tan tranquilo y felicitándose por la que ha liado y lo que ha conseguido hacer sufrir a todos, así que dejemos el tema y a las nenas y a su familia descansar en paz. Y punto.

Ahora, lo increíble. Esto; “Biden y Putin se reúnen en Ginebra en una cumbre marcada por la hostilidad”. ¿Cómo se han podido reunir sin contar con Sanchez?  No saben que Él, el Gran Ego, es el único que todo lo arregla y todo lo soluciona. Por eso, por ser tan eficaz y tan bien amado, hay a quienes da envidia; “La OTAN esconde a Sánchez: sólo sale de refilón en una de las 26 fotografías oficiales de la cumbre”. Él, su Divina Persona hoy va a recibir a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen. Van a ir a la sede de Red Eléctrica de España, y visitarán el Centro de Control Eléctrico. Por si acaso, y para evitar que los empleados le muestren su amor en forma de abucheos; “Red Eléctrica ordena a sus empleados que teletrabajen por la visita del presidente”. Así, sin testigos hay menos peligro. Ojo, también es increíble que este otro berenjena, don Simón el Enterrador, se atreva a decir estas cosas; “Me van a perdonar las personas mayores, pero no es lo mismo que fallezca una persona de 95 años a que fallezca una persona de 20”. Aparte condenarnos a unos cuantos, él se siente un chaval. Esas alegrías las deben dar el sueldo y las prebendas.

La vida sigue, y a los ansiados (por la Pandilla) indultos, se van sumando “cositas”. Una; “Alarma en el Supremo por la ley que desarma al Constitucional frente a los separatistas”. El Partido Sanchísta quiere derogar lo que antes impidió el 1-O, y dejar a sus “socios” en libertad de acción. También se mueven en el Congreso para esto otro; “inicia la rebaja del castigo por injurias al Rey y enaltecimiento del terrorismo con el apoyo de… los independentistas”. Van a expurgar artículos del Código Penal que ponen límites a los excesos en la libertad de expresión para evitar la cárcel. Que al Rey se le pueda insultar, aunque a Pablo no se le podía llamar “el Coleta”. Antes que se lo impidan; “La Abogacía del Estado pide a la familia Pujol 7,7 millones por fraude”. Otra cosa es que consigan que estos paguen algo. Otra juez le echa valor al asunto; “La juez abre diligencias a Errejón por patear a un jubilado y pregunta al Congreso si está aforado”. A ver qué excusas hay para que este no pise los juzgados.

De las CCAA no hablemos, Algunas esta que trinan, incluso se han atrevido a pedir…¡¡¡el mismo trato que a Cataluña!!! No se lo creen ni los que lo han pedido. Aquí, hay Comunidades de Primera Especial, después las demás en apreciación decreciente y dependiendo de la fidelidad demostrada. Alguna de las ultimas, por ejemplo Andalucía, no se merecen del ¿Gobierno? ni siquiera una entrevista.

De los ataques de ayer a Melilla, hay cifras; “Heridos 20 guardias civiles al frenar la entrada de 150 inmigrantes a Melilla”. Está demostrado, iban armados de palos y han lanzado piedras, es decir, sube la violencia mientras MarlasCa los protege. Cuando el asunto se torne irremediable, ya se buscará a quien echar la culpa… por ejemplo…¿a Rajoy?, ¿a Aznar?, o… ¡¡¡ al Rey!!!

Aquí, tema candente; “el Ayuntamiento estudia retrasar la Feria de Málaga a septiembre para celebrarla con normalidad”. Debía empezar el 15 de agosto pero para ese día, posiblemente continuaremos incluso enmascarillados. Me voy, aviso se me avecinan unos días de inconstancia tecleadora. Voy a estar liadete y mis desvaríos van a ser algo más inconexos en el tiempo, aunque procuraré mantener viva la llama mientras pueda.

Así, que por hoy, lo dejo con una imagen de mi “última nieta”, la Pepa, recién llegada a la familia, vía mi nieto Javi.

Hasta mañana,o al menos, eso espero.        Pepeprado

Escrito por Pepeprado
De Málaga, España