¿Investidura?, ¿De verdad?

Como era natural, ya ha salido a la luz el video del accidente del coche sin conductor. Efectivamente, la señora de la bicicleta estaba cruzando la carretera, casi sin visibilidad y por sitio inadecuado. Ahora, que cada cual saque las conclusiones que le vengan bien de este desgraciado accidente.

También en Yanquilandia, ha muerto el chaval de 24 años, desempleado, que se entretenía mandando bombas a diestro y siniestro, al final, él mismo se ha reventado con una de ellas.

Ya hablando de bombas, pero esta vez sólo de humo, es la nueva forma que tienen en Kosovo para evitar votaciones parlamentarias; lanzar bombas de gas lacrimógeno. Lo mismo aquí aprenden algunos.

En algo que no sé si es nacional o internacional, se encuadra el viaje del señor Boadella y unos colegas a Waterloo, para darle la coña al Impresentable. Cada vez me cae mejor este señor Boadella.

En la Esquina, el Cabo Cuartel acelera la presunta investidura de Yordi II, aunque sabe que ni siquiera los de la CUP lo van a votar, y otros califican el asunto como de “vergüenza” o de “república bananera”. Es curioso esto de la CUP. Llevamos décadas hablando del “seny”, el sentido común o el señorío, de los catalanes, y ahora, una mayoría permite sean cuatro diputados, por otra parte, cuatro impresentables, los que dicten las normas de su política. No veo el seny, y es muy difícil que me puedan volver a vender esa moto.

En el otro centro de la política, Madrid, siguen intentando ponerle zancadillas a doña Cifuentes. Esta mujer tiene que ser muy lista y poner en peligro muchos cargos, cuando hasta los suyos le ponen trampas por personas interpuestas. Vistas las pruebas que hasta ahora han salido (“Cifuentes enseña su boletín de notas: aprobó todas”), me da la impresión que la única que ha metido el pinrel ha sido la periodista, que ha picado con una noticia preparada. Esperemos, pero hasta ahora va ganando doña Cristina.

Otra cosa es cómo van los dominios que comparte esta con doña Carmena. Allí, esta noche ha vuelto a haber líos y destrozos. Que esto está preparado cada vez es más evidente, en uno de esos videos que circulan por internet pero que nunca ponen en las teles “solidarias”, se ve como cuando un vecino, un hombre mayor testigo presencial, intenta explicar que vio al fallecido derrumbarse, sólo y sin nadie detrás, un dirigente negro, lo calla e impide siga hablando con la que llevaba el micrófono. Por si acaso, como esto de tener que quitarle la razón a los que cometen ilegalidades no es bueno para el partido de doña Carmena, la Policía Municipal, en vez de intentar poner orden, “ordenó a sus agentes no patrullar Lavapiés para evitar “situaciones de tensión” en el barrio”. Es una forma cómoda de dejar la calle a los revoltosos. Lo que pase a las familias que viven allí, es harina de otro costal, de esos vecinos la Policía no tiene que preocuparse, son pocos votos, lo suyo es proteger… a la Alcaldesa y a su troupe.

En Málaga, cada vez más se nota el ambiente pre-electoral, por eso el señor Bendodo se posiciona buscando demostrar su afinidad con las políticas municipales para ciertas cosas. Ahora, la Diputación, para pegar otro palito a la burra que ahora está intentando domesticar el Ayto.  “organiza en Semana Santa un torneo femenino de fútbol”. Todo sea por minar cualquier manifestación que no sea “oficial”, entendiendo por oficial, sólo lo que organicen ellos.

Para hacer evidente lo peligrosa que es la SS, están colocando carteles para señalizar las vías de evacuación en el Centro. Dicen lo hacen para estar preparados en caso de avalanchas, aunque, por ejemplo, en los días de Navidad y “su” iluminación, con grandes aglomeraciones y bullas, nunca hubo, ni preocupación ni carteles. Claro que eso era cosa “suya”.

Por cierto que ese  Ayto., se ve obligado a “tramitar el cierre del bar de La Invisible tras hallar bacterias fecales en el agua”. Dicho de forma más coloquial, que el agua del bar estaba hecha una mi…, Les ha debido costar trabajo hacer algo contra esto, bueno, hacer no, intentarlo, porque si estos se ponen farrucos, los munícipes se la envainan y todos tan felices. Habría que ver, asimismo, las licencias municipales de ese bar, pero eso es secreto del sumario.

Hasta mañana           Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España