La EPA, la madre de la coca y el chino.

Algo novedoso; la manifa de esta misma mañana. Pongo las fotos, de los bomberos paseando la manguera y un ataúd alusivo, con su tambor detrás y todo. Para demostrar que son diferentes, ha sido tempranito, no como las manifas político-sociales que son siempre a partir de las 12. 

Aparte de ese rayo de luz que ha sido la mínima reducción de las dietas de los diputados, sólo para los viajes, ya que las otras dietas siguen adelante, hoy lo suyo es hablar de la EPA.

Esa, que habla de la población activa, lo que tampoco es realista, porque en ella se incluye a políticos, sindicalistas y enchufados, que las más de las veces son poco activos, dice que “2016 cierra con 541.700 parados menos”. Otro problema para los que tienen que explicar el catastrofismo rampante de cada día.

Incluso en el virreinato andaluz se exhiben cifras alegres y festivas; “El paro baja en 78.000 personas y se crean 25.900 empleos en el año”. Esto da relumbrón a la Jefa para seguir agobiando a carmelístas, sanchístas y demás gente de mal perder. Hasta aquí todo maravilloso, naturalmente con la mandanga generalizada que ‘los empleos creados son una mierda’, ‘que son temporales’, etc… Se intenta demostrar que era mejor cuando don ZP se dedicaba a destruirlos.

Pero… Siempre hay un pero, y mira que leches que ahora el pero nos toca a nosotros (como siempre). Los datos de esta bendita ciudad y provincia son otros; “La creación de empleo se frena: Málaga terminó 2016 con menos gente trabajando”. Esto es cosa que a nadie de los que mandan por aquí parece importarles. Estamos muy preocupados con las fitures y cosas así, con contar turistas  y discutir sobre bares y restaurantes que se abren cada día o las creaciones del último cocinero de moda, que parece que con eso basta. Ese asuntillo de la pérdida de empleos, no corresponde a nadie vigilarlo, es mejor seguir poniendo trabas burocráticas y promocionando las zonas que interesan a algunos, que preocuparse por esto. Por supuesto, en la capital del Sultanato esto tampoco importa mucho, más bien les encanta porque así hay menos competencia para todo. Un encanto, estamos felices, pensemos en el Carnaval.

Para ir terminando, una explicación que te deja frio; “La madre del chófer del autobús que volcó: “Tomó cocaína el viernes, como cualquiera”. Alguien debería explicarle a esta madre, que todos no somos cualquiera, que meterse coca en el cuerpo los viernes no es normal, y que hay muchos españolitos, por ejemplo yo, que nunca, nunca, jamás de los jamases, se ha enchufado nada raro. Me preocupa que si esta madre ve normal que su niño se meta coca los viernes, ¿es posible que ella también practique ese deporte? Da susto pensar que lo de ‘tomar coca los viernes’ sea considerado normal.

Para el final, la noticia esta; “un ciclista chino recorre por error 500 kilómetros en la dirección errónea”. Yo, me reconozco con un despiste bastante importante, pero pasarme de rosca 500 kms, especialmente montado en bicicleta, me supera. Este chino es un artista del despiste… de los de verdad.

Hasta mañana.      Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España