Las mentiras

No pensaba tocar el panorama internacional, con el que tenemos aquí, ya vamos servidos, pero he visto este titular y… me ha hecho gracia; “Tachan a Boris Johnson de «padre de las mentiras» ante el Supremo”. Criaturitas, lamentarse de que don Boris haya echado alguna mentira al viento cuando en estos lares, don Sánchez ha conseguido algo difícil; mentir más que habla. Esta es “una” de las ultimas; “Sánchez mintió en su carta a Rivera: el PSOE no se abstuvo para evitar un alcalde de Bildu en Pamplona”. Por tanto, si don Boris es el “padre de las mentiras”, ¿este qué es?, ¿el abuelo? Por supuesto, aquí la Justicia, estas mentiras las encaja sin pestañear, y los medios, incluso las aplauden a rabiar. 

Bien, de la actualidad, otra nota triste desde San Javier, otros dos militares españoles caídos en acto de servicio. Ahora vendrán los análisis y las reconvenciones, pero a estos dos, darles el pésame a sus familias y ellos que descansen en paz.

He leído un titular de mi admirado don Pérez-Reverte, el que consigue hacerme saber que no estoy totalmente solo en mis visiones sobre el país. Dice el autor; “España condena, odia y destruye la inteligencia”. Para darle la razón de inmediato, dos noticias de hoy, una nacional, “España está entre los países que menos invierten en educación: 4.000 euros por alumno hasta secundaria”, y otra local; “La Universidad de Málaga no tiene plazas para todos los aprobados en la selectividad de septiembre”. Así se cuida la inteligencia y se tira a la basura la posibilidad de ampliar la cultura.

Bueno, aparte eso, siguen saliendo millones de los pujolines, (hoy 2,5 del Josep) en Panamá, lo importante es que ya estamos en plan electoral

Se ha notado porque aparte de los consabidos sondeos, esos que en que sale “lo que tiene que salir”, está la magnificada noticia, (para algunos medios afectos, el notición) de la salida de don Urdangarín del trullo. Con esto, el amado pueblo se entretiene y no piensa por ejemplo, en lo que nos ha costado el “reinado“ de don Sánchez. Sólo en los días del bloqueo; “El balance, 146 días de legislatura, 24 millones en sueldos y ninguna ley”, Aquí no se contemplan los subsidios que se han repartido entre los afectos, o lo que se ha gastado en chismes electrónico para los efímeros parlamentarios y senadores, qué, ahora, naturalmente, se llevaran para casa para que jueguen sus niños. Ni los viajes familiares del Amo.

También me suena a eso, a distracción organizada de lo que hablan hoy las emisoras. Lo de legislar o ‘normalizar’ el tamaño de las cocinas, los dormitorios de los niños o el color del papel pintado. Estas ¿normas? dicen son para promover la integración del hombre en las tareas de casa, y para dar más espacio a los nenes, aunque estos nenes tengan ya más de treinta años y no se vayan ni de broma, pero me gustaría saber cuántas de sus señorías hacen algo en casa, y si, para conseguir esas medidas, se van a ensanchar los pisos. Lo más peor que diría un castizo, es que estas chorradas, porque son eso, chorradas, salen el mismo día en que en las teles, te están mostrando a un matrimonio que salió a hacer unas compras y cuando volvió le habían okupado la casa, cambiado la cerradura y los amenazaron si no se iban de la puerta… y la ley no hace nada. Bueno, sí hace, protege a los okupas. Es una triste guasa que estén más protegidos estos que se meten donde quieren, que los que se han tirado una vida pagando letras para tener esa casa propia. Eso de proteger la propiedad privada, es tema tabú para los actuales líderes de las cosas, la okupación es justicia social, dice doña Colau. Queda claro, que las casas estas, que se okupan, no son las de los millonarios porque esos tienen seguridad privada, son las de los currantes de a píe. Está claro, por ejemplo, que nadie va a ir a okupar el casoplón de Galapagar, además protegido por la Guardia Civil, mientras estoy seguro que las casas de esos guardias civiles que la protegen, sí estarán en peligro de okupación. De eso es de lo que se debería hablar a alto nivel, y no sobre si la cocina tiene que tener no sé cuantos metros cuadrados.

Pero no, aquí ahora lo pertinente es mirarnos el ombligo para ver si somos lo bastante güenos cada cual. Esto llega hasta la jurisprudencia. Ahora mismo; “El jurado analiza ya si la muerte del pequeño Gabriel Cruz fue asesinato u homicidio”. Y eso que a la salvaje la pillaron con las manos en la masa y el cuerpo del niño en el maletero. Lo mismo la dejan en la calle antes que a Urdangarín, es mujer e inmigrante, le vale casi todo para eximirla de culpas.

Y como estoy de evidente mala milk, mejor lo dejo, nos espera una campaña que seguro va a ser denigrante y bochornosa, tenemos que prepararnos mentalmente.

Y tiene razón don Arturo; aquí pensar y discurrir está mal visto.

Hasta mañana,                        Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España