Los que nos mandan

Mientras en UK para entrar hay que hacerse tres PCR consecutivas, aquí, el que ha sido líder máximo de la autoridad sanitaria, don Illa, ha sido; “el único candidato a las elecciones en Cataluña que se negó a hacerse una PCR antes del debate de TV3”. Según él, no era necesario, porque; “no se hacen por capricho”. Con este y otros dirigentes, no es raro que Rusia se pregunte; “a qué ministro de Pedro Sánchez hay que creer sobre si España es una democracia plena”.

Hay que ver lo antecedentes. En 2019, o sea, hace muy poco, el Tal Sánchez se preguntaba; “¿Os imagináis a medio Gobierno diciendo que hay presos políticos?”. Pues bien, ya no tenemos que imaginarlo, el, no se nos olvide, Vicepresidente del Gobierno, ha dicho por activa y por pasiva; “que España no es una democracia normal”. Lo ha redondeado, otra luminaria parlamentaria, don Eche, qué, naturalmente a través de Twitter, ha calmado a Pablo. Ha asegurado qué; “puede dar las gracias de que, en España, el Estado no lo envenene con Polonio…”. Dicen algunos que en el Gobierno “hay estupor” por estas declaraciones de unos y otros… pero no hacen nada. Es más, el Vice, ahora pretende esto; “que injuriar al Rey no sea delito”. A la vez, pide cárcel para quienes le injurian a él, por ejemplo con este terrible insulto; “llamarlo el Coletas”.

Pero, y con  esto vuelvo a lo que dije hace días, algo de culpa tenemos cuando hemos dejado que este tipo de facinerosos llegue a estar al mando del país. Para ilustrarlo, aunque no es mi costumbre incluir mensajes que me llegan por las redes, pongo este, enviado por un amigo, pero avalado por datos del portal del Congreso, en que muestran la ardua experiencia laboral y humana de los parlamentarios de Podemos, qué, repito, gracias a los votos, incluidos los de algunos que ahora se quejan, han llegado a ser, nada menos que eso, “diputados parlamentarios”:

Alberto Garzón, 36 años.      Trabajó 1 año en una universidad.

-Irene Montero, 33 años.        Trabajó un año de cajera en Saturn.

-Ione Belarra, 34 años.          Trabajó 1 año como técnico social.

-Auxiliadora Honorato, 47 años. No ha trabajado nunca.

-Juanma Del Olmo, 39 años.      No ha trabajado nunca.

-Alberto Rodríguez, 40 años.  Trabajó 1 año y se hizo liberado sindical.

-Ángela Rodríguez, 32 años.  No ha trabajado nunca.

-Eduardo Maura, 39 años.      No ha trabajado nunca.

-Ana Belén Terrón, 39 años.   No ha trabajado nunca.

-Javier Sánchez, 35 años.       No ha trabajado nunca.

-Nagua Alba, 31 años.            No ha trabajado nunca.

-Noelia Vera, 35 años.            No ha trabajado nunca.

Estos esforzados personajes y personajas, a los que encima hay que llamarlos “señorías”, son los que, cobrando una pasta gansa y con múltiples prebendas, deben sacarnos de los atolladeros del momento, y deben planificar el futuro social y laboral de las actuales generaciones jóvenes. Visto, esto, ¿de verdad…? ¿Qué podemos esperar? ¿A qué sí tenemos parte de culpa? No tiene arreglo, porque con el control de los sistemas de elecciones, estos y sus colegas de partidos colindantes, que andan por el estilo, no van a soltar el chollo.

Para distraernos y que no pensemos en nuestros dirigentes, nos echan huesos como este para que los vayamos royendo; “El obispo de Cartagena se hizo pasar por capellán para vacunarse contra el coronavirus”, o la gran noticia ‘judicial’ del día; “Los jueces vascos ordenan la reapertura de la hostelería en Euskadi porque no es un “riesgo grave” para la salud”. Con eso, tenemos para entretenernos.

De Andalucía, nos llegan más muestra de la salud cívica actual de nuestro sistema, “La corrupción del PSOE en Andalucía ya salpica a 3 ministros de Sánchez: Planas, Mª Jesús Montero y Ribera”. Todos aparecen en uno de esos casos ya “tradicionales”, pero que nunca salen en los medios “grandes”; Isofotón. El fotomatón donde se retrataban todos. Pero, no se han asustado, las metidas de mano en la caja,  siguen hasta la actualidad; “El núcleo duro del ‘susanísmo’, bajo la lupa: investigado el presidente del PSOE de Sevilla por fraude”. Aquí, el que no corre vuela. Para hablar de cosas del hoy día, la JddJ; “pedirá a Sanidad vacunar ya a profesores, camareros, taxistas, policías, bomberos y periodistas”. Ahí, en el capítulo de “periodistas” cabe de todo, siempre que sean dóciles. Bueno, en otro giro de la cualidad; “Andalucía reduce de 14 a 7 días el cierre de la actividad no esencial y revisará los datos una vez a la semana”. O sea, van a hacer lo que tenían que haber hecho desde el principio. Al menos, felicitémonos, si esta crisis nos hubiere llegado con la Corte de doña Susana al mando, ya no quedábamos ni uno. El final, una nota ¿positiva? malacitana, aunque, más bien la llamaría simplemente estadística; “Coronavirus en Málaga | La capital baja de la tasa de mil contagios por octavo día consecutivo”. Posh vale.

Hasta mañana,o al menos, eso espero.                       Pepeprado

Escrito por Pepeprado
De Málaga, España