Los Tejemanejes del Tal

El asunto del Coronavirus está cada vez más confuso. Están dejando salir a los pasajeros del barco, pero mientras, en este ya hay dos muertos. Por si acaso, en Ucrania han tirado por la vía de en medio, y a los evacuados de Wuhan que han llevado allí, los han recibido a pedradas. Alegan que “su país no está preparado para controlar el tema”. Estos, por lo menos, saben cómo es su país.

Antes de empezar con el nuestro, lo primero, hablar de la futura Fiscal General del Partido, doña Dolores Delgado, que va a conseguir el puesto, porque así lo mandan desde Moncloa. Da confianza esto de qué, la que tiene que velar por nosotros pertenezca en cuerpo y alma “sólo” a algunos.

En los Trapicheos, Contubernios, y Compadrazgos, ahora llamados “Pactos” de don Pedro, ya hay fumatas blancas para algunos. Al PNV le regala “el manejo” de la Seguridad Social en un curioso arreglo; la pasta la pone el Estado pero la gestionan los vascos. Seguramente si siguen un rato hablando con ellos les solucionan también el problema de los vertederos. En el de Zaldíbar ha vuelto a prender el fuego, pero lo que quiere don Urkullu es; “colocar los residuos industriales en otras comunidades”. Un arreglo perfecto, “ellos se quedan con las industrias, pero los desperdicios de estas, nos los mandan a los demás”. Guay total.

Una de sus chicas de la Sección Femenina, doña González Laya, Arancha, demuestra tener (ar)anchas tragaderas. Reivindica su “discreción” en el diálogo con Nicolás Maduro y “respeta” la labor de José Luis Rodríguez Zapatero”. Este, el ZP, es el tumor que está acabando con este país. Lo hace por mano interpuesta, el Tal, pero sus “documentadas” ideas son nuestro lastre.

Lo jodido de verdad (no hay mejor forma de calificarlo), es el asunto de la Educación. Ya era un desastre pero, ahora es un lavadero. Educación “anuncia una profunda reforma del sistema educativo tras derogar la LOMCE”, pero esto ha sido dar una patada al avispero. El Consejo Escolar “cuestiona el bilingüismo en Madrid: casi el 60% de los que estudian en inglés sacan peores notas que la media”, y en Andalucía, la Junta de desmarca “y apuesta por integrar Primaria y Secundaria”, cosa que según el consejero de Educación, don Javier Imbroda, es en respuesta a una “evidente demanda social”. Resultado, vamos de Guatemala a Guatepeor… como siempre. Del PIN ni hablamos.

Del Mª de Su Igualdad, más concretamente del fiestorro de ayer, ha salido una palabra exquisita; «La Feministra». Es la acertada denominación que dan a la ministra consorte, la “cohorte de asesores que la pelotea en el Ministerio” (la frase no es mía, pero la acepto).

Otro de los elementos “atípicos”, el también ministro don Garzón el Enterrador, anda jugando con la Ley del Juego para que parezca que él sirve para algo. Dice que no habrá anuncios con famosos y qué, para que salgan en los partidos será, “sólo a partir de las ocho”, o sea, a la hora que  se juegan los partidos interesantes. Eso sí, Prensa, web y radios podrán hacer anuncios… “Siempre que no sean agresivos ni promuevan el juego compulsivo”. Es enternecedor ver como se esfuerza este personajillo en aparentar que es útil.

De Málaga, como siempre, salta su nombre a los medios nacionales sólo cuando pasa algo reprobable. Ayer fue la increíble fábrica de tabacos clandestina, hoy, que han destapado un fraude a la Seguridad Social “superior a los cuatro millones de euros”. Desde luego, lo que no se puede negar es creatividad a la iniciativa privada local.

Esto siguiente no sé si es cosa de Málaga o es más etéreo; “Adelaida de la Calle renuncia a la “Corporación Tecnológica de Andalucía”. Cómo no sé en qué políticas aguas abreva o en qué digital cargo político se encuentra, no sé tampoco qué tiene que ver la señora con esa Corporación de la que se sabe poco, y que suena a uno de esas creaciones de la anterior Junta, la del Susanato, para “colocar” a amigos y familiares, porque hasta ahora, no ha salido a flote ningún hecho relevante de esta Asociación, naturalmente, enclavada en Sevilla, en la Isla de la Cartuja. Pensadlo vosotros, los lectores, yo no doy para más.

Antes de irme, una perla léxica oída esta mañana en la tele, mientras desayunaba. Una concursante llamó a una señora ataviada con bata blanca y portando en mano una paleta de pinceles… ¡maquillista! Lo achacó a los nervios, pero ahí queda, ya no hay solo maquilladoras, hay “maquillistas”. Estamos de enhorabuena, la creatividad lingüística nacional que no cesa.

Hasta el lunes,                          Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España