Lunes horroroso

Lo es y lo va a seguir siendo gracias a la borricada catalana (sí, borricada, de borrico, no barricada que es lo que les gustaría hacer) y a la cobertura mediática del asunto.

Casi todos los días cuando me pongo a escribir esto, tengo de fondo la tele o la radio escuchando en segundo plano lo que vaya aconteciendo. Hoy he renunciado y tengo de fondo música tranquila y pacífica, de esa que hay que oír para serenar el espíritu, Piazzolla, Roy Orbison, Eva Cassidy y, no podía faltar, Sarah Brightman. Son esa gente que me ayuda a reconciliarme con este mundo que está empeñado en no dejarnos vivir tranquilos.

Como habrá que definirse respecto al Gran Tema, lo voy a hacer. Lo de elegir a don Arturete está claro; en primera votación la CUP dice no, pero en la siguiente en la que solo le basta la mayoría simple, se abstiene y todos (ellos) contentos. De la declaración de la presidenta; dará unas pocas de vueltas pero desde el momento que les corten la financiación se acabará el problema. Se debe acabar sin dejarlos “fabricar” ningún mártir que es lo que llevan meses buscando. Todo esto pues, lo solucionará el de siempre; el dinero. Desde el momento en que no haya pasta desde fuera y cómo la de dentro se la llevaron los pujolines, el asunto dejará de interesar y los medios tendrán que buscar otro conflicto para llenar páginas y horas.

A mas de esto, hay algunos que siguen haciendo y diciendo cosas interesantes. Por ejemplo el señor Luis Garicano ha puesto el dedo en la llaga al decir qué; “el sistema educativo ha sido el gran fracaso de la democracia”. Lo ha ‘clavao’. Otro, más cercano geográficamente, don Miguel Ángel Torres, el juez de la Malaya, también, al decir; “La corrupción nunca se acabará porque los partidos no quieren”. Menos mal, ya no estoy sólo en mis pensamientos.

Para el final me he guardado una prueba de cómo nos engañan hasta en lo más nimio. En eso, para mí intranscendente, el fútbol, estamos acostumbrados a que nos hablen de “duelo regional”, “derby en la cumbre” etc… cuando dos equipos cercanos por algo se enfrentan. Decir por ejemplo, que el Málaga-Betis  del pasado sábado era “un duelo regional” suena a chiste, un chiste triste porque muchos espectadores se lo creen y están dispuestos a matar y morir por ello. Hoy sale la noticia de que el Málaga, en determinado momento tenía, once extranjeros jugando ese partido. Me imagino que el Betis andará por el estilo. Con esto, ¿cómo se puede hablar de “rivalidad regional” o cosa así? Es sólo un encuentro entre dos talonarios sin ninguna motivación ancestral ni pasional. Que me convenzan, por ejemplo, que un señor que juega en el Bilbao, que se llama Iñaki Williams y que es de un color poco vasco, está motivado por ikurriñas o ikastolas me parece dificilillo. Por tanto, que sigan jugando pero, por favor que no nos engañen con conceptos maniqueos.

Hasta mañana… si hay un mañana

Pepeprado

Avatar
Escrito por