Lunes, otro mes,…

Es un día de novedades, pero entre todas, a mí personalmente lo que más me atañe es si me van a dejar irme a casa.

Del mundo, vaya un fin de semana que nos han dado con el cambio climático, y eso que la niña malhumorada aún no ha llegado, por cierto dice una noticia que sus papás ya están “entrenando” a su hermana para que sea “abanderada del feminismo”, estos quieren explotar el negocio hasta sus últimas posibilidades.

Lo curiosos es que tras poner al personal con todo tipo de amenazas y proclamarnos culpables de casi todo lo que hacemos en el día a día, hay preguntas que no he escuchado.

Por ejemplo, han llegado a hablar mal de “la cantidad de personas que vuelan en Ryanair y lo            que eso contamina”, sin pensar que a casi todas esas personas les habría encantado viajar en yate como a la Niña Cabreada, pero no están los yates al alcanea de todos. Pero, contraponiéndose a esto, no he visto la pregunta sobre cuanta contaminación produce viajar en un Falcon, después en un helicóptero, que previamente habría viajado al encuentro, y tras esto un coche oficial, que lo mismo, habría viajado desde Madrid previamente, para asistir a la boda de un familiar. Eso no ha entrado en el cuestionario.

Tampoco se habla, tras decirnos que dejar un grifo abierto al limpiarnos los dientes es un despilfarro escandaloso, sobre los dispendios lumínicos municipales que proliferan estos días rivalizando en catetería y en parafernalias de nuevos ricos… qué, encima no lo somos, de eso, no se habla

Por esto, hoy no voy a hablar más y a seguir pendiente de ser bueno y que me dejen relocalizarme en casa.

Gracias, prometo que algún día volveré a la normalidad, mientras, despejaré la mente con estas disquisiciones más personales.

Hasta mañana           Pepeprado

 

P.S.- Me dejan irme, biennnn

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España