Mi Feria particular

Lo juro por san Apapucio, estoy intentando reintegrarme a la vida ciudadana, pero cuesta trabajillo. Esta mañana, incluso hemos tenido que bajar al centro para asuntos necesarios, por ejemplo buscar medicinas, no hay que olvidar que algunos ya somos puretas con achaques, e inmediatamente sentí la necesidad de pirarme lo antes posible.

En el asunto de intentar saber algo de lo que pasa en el mundo, reconozco que de lo único que se puede entresacar valgo viene de las Olimpiadas, donde se caen cámaras, se hunden pabellones, las colas son interminables, pero los deportistas lo dan todo.

Aquí, con nuestros presuntos políticos, todo sigue igual, cada perro lamiéndose su aparato genital y sin hacer nada práctico. Es más, de ayer saqué un par de noticias pintureras, en una nos cuentan esto; El Ayuntamiento de Madrid sólo cobra el 1,6% de las multas por ‘botellón’” Según se ve, no hay el mismo interés en meter mano a este problema que a otros, por ejemplo a cambiar callejeros o a financiar titiriteros. Cosas de doña Carmena.

La otra es preocupante, dice el titular esto; “Con los centros de Internamiento de Extranjeros tenemos un Guantánamo en Andalucía”. Lo malo es que lo dice doña Maribel Mora, una senadora de Podemos por la comunidad autónoma, y que esta ciudadana es… juez. Si un (o una) juez, confunde a los que están en Guantánamo obligados y por ser peligrosos, con los que “prefieren” estar en España, como sea,  en vez de en su pueblo, mal lo llevamos. Hay que procurar que esos centros de internamiento sean lo más humanos posible, pero equipararlos a un penal… Me parece que a doña Maribel se le han confundido las ideas, quizás porque mezcla ideas con ideología.

Como de la Feria no pienso hablar, pongo unas fotitos y lo dejo.

20160806_124224 20160810_184902_Night IMGP0364 IMGP0378 IMGP0403 IMGP0446En una se ve la cafetería más pequeña que he visto en mi vida, que además es móvil. ¿Quien pide más?

En otra, me sale la Historia del Arte, y mi gusto por esas bóvedas de crucerías limpias y estilizadas.

Otra con el trabajo de los prácticos de los puertos.

Las otras, solo y exclusivamente para respirar tranquilidad…. Da relajo el mar (cuando no se pone bravo),

Con esto, dejo de incordiar.

Hasta mañana      Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España