Nos lo vamos a comer

Según  noticias, y copio literalmente; “El Estado Islámico pone en su punto de mira las noticias que llegan desde España”. Esto quiere decir que nos están amenazando, “sólo por pensar”. Es muy grave pero no hay que preocuparse, porque ya, los exquisitos del artisteo han tomado la iniciativa, naturalmente con la familia Barden al mando. Cómo es natural, enarbolan otra vez aquello del “No a la Guerra” que tan buen resultado les dio, y al que tanto provecho sacaron, pero lo hacen desde sus confortables y bien defendidas mansiones, desde donde predican eso de parar las balas y los misiles con flores y dedos alzados. Me gustaría saber que opinarían estos ¿señores y señoras? si les entraran por la puerta de sus casas, el fulanito de turno armado de kalashnikov y cinturón explosivo. Seguro les ofrecerían a sus esposas para que procrearan pequeños yihadístas y después lo invitarían a tomar el té.

Mientras  tanto, el asunto se está liando y cada vez estamos, más cerca de comérnoslo con patatas sin  haber hecho la tortilla. En los límites de Turquía, han derribado a un avión ruso, pero lo gordo es que lo han hecho los turcos, que hasta ahora sólo hablaban, pero qué, últimamente han decidido entrar en acción (es su segundo avión derribado, pero cómo el otro era sirio, a nadie le importó). Esperemos que alguien controle los nervios y nos dejemos de cabrear a unos y otros. Lo importante es acabar con los que matan por deporte, otras cuestiones son menores

Imbuidos por esa corriente de güenísmo enraizado, se están dando algunas sentencias, naturalmente auspicicadas por ese Código Venial que usamos por aquí. Sólo en Málaga, en una, a un fulano que apuñalo a su pareja, que era directora de un museo en Nerja, “sólo” 131 veces, aparte haberle dado un botellazo en la cara, le han echado 24 años, que todos sabemos que se van a quedar en menos de la mitad, con lo que le sale cada puñalada a sólo unos quince días.

A otro, que asfixió y también apuñaló para estar a la moda, a su hermana, unos 15 años. Más de lo mismo, en seis o siete está en su casa, mientras la muerta seguirá criando jaramagos (según el diccionario, planta crucífera muy común entre los escombros), todo muy reconfortante. Naturalmente si alguien le raya el coche a un político lo fusilan al amanecer. Aburre esto.

En Málaga, ahora lo que pita es eso de “ponga un tranvía en su vida”. Lo malo es que parece qué, a casi nadie le vuelve loco tener un tranvía por su barrio. Por supuesto, del Metro mejor ni hablar, este es una bicoca para que unos pocos estén enchufados y puedan gastar dinero del contribuyente a discreción. Como es natural, los de Limasa ya han anunciado su huelga tradicional, esta vez para Navidades. Lo de siempre.

Me voy, pero preocupado por esta noticia; “Ryanair lanza una campaña de vuelos a cinco euros”. ¿Quién pone el avión y el piloto? ¿Los clientes?

Hasta mañana,       Pepeprado

Avatar
Written by