Pagando los votos

Mientras sus colegas y sus antis discuten sobre el ‘impeachment’, don Donald se ha ido a Davos a pasear el flequillo, y allí lo primero que hace, es echar de la cumbre de la OTAN al Tal, porque este gasta en todo menos en Defensa. Dice que “no ha invertido lo prometido”. Se nota que conoce poco al personaje y a sus promesas. También del exterior, aunque nos toca de cerca, andan las investigaciones sobre los cobros de don Raúl Morado, ex ministro de ZP y ex embajador en Venezuela, donde por lo que dicen, se empastó y no los dientes. Dice que su hijo, “le prestó 80.000€ pero desconoce la procedencia del dinero”. Qué alegría no tener que preocuparse de esas cosas materiales.

Nos venimos ya aquí, donde el Tal sigue pagando los votos recibidos. Ahora, en el colmo de la jeta, planea hacer una reforma del Código Penal para mayor gloria de los golpistas catalanes. Quiere rebajar la sedición y ponerla a la altura del betún para que don Junqueras y compañía puedan salir ya a la calle. Para que la reforma sea aún más insólita, lo quiere poner ¡con efecto retroactivo! Esto es una barbaridad del tamaño máximo, porque es imposible ajustarse a leyes que aun no han sido  aprobadas, pero para los amigos lo que haga falta. Para esto, hay un informe que va a ser determinante. ¿Quién tiene que redactar ese informe tan importante? Pues, “casualmente” doña Delgado, (de apropiado nombre para los españoles, Dolores). ¿Hay quien dude que ese informe vaya a ser un pastelito de crema independentista?

De la cuestión pasta, el Gobierno sigue gastándola como si la hubiera. En sólo 21 días ya casi ha superado el objetivo de déficit para todo el año, y está poniendo la tasa de déficit a alturas siderales, con lo que vamos al rescate, aunque eso sí, vamos en Falcon.

La nueva estrella del día, que no nos podía faltar una, esta vez es hombre. Se llama Sergio García Torres, Podemos, vía don Pablo, lo ha nombrado Director General de Protección Animal. Es vegano y animalísta y nos quiere poner a dieta. Ya ha soltado esta maravillosa frase; “un kilo de carne genera la contaminación de un coche circulando durante 200 kilómetros”. Iros preparando para comer alfalfa, aunque podréis ir en coche a comerla. Por lo menos, hasta ahora, de la bebida no ha dicho nada, y es posible que no te metan en la cárcel por una cervecita o un Gin tónic.

A los que aun no han hecho ministros ni directores de nada son a los amos de Tous, independentistas hasta la médula, que salieron en la tele lloriqueando porque decían que le hacían el boicot. Ahora se ha descubierto que sus joyas están rellenas de cosas raras, plásticos, y otros materiales. Por lo visto, venderte plástico a precio de oro o de plata no es tan malo, al menos eso dicen ellos. Si eso lo hace un joyero de Córdoba se le cae el pelo, pero, ¡ay!, estos son catalanes y catalanistas, y eso pesa…. Cómo el plástico.

Hablando de pasta, las chicas del Presidente han desbloqueado las cifras del señor Montoro, sí, el del PP, y han mandado pasta a las CCAA. Como es natural, la parte del león es para Cataluña, pero los medios fieles, aquí, lo que destacan es que a Andalucía le dan 20.386 millones, y olvidan de lo que dan a otros. Nos está haciendo falta un partido al estilo de “Andalucía existe”, o PNA, Partido Nacionalista Andaluz para que se pongan las pilas en Madrid.

Hablemos de Málaga. En realidad, en esta ciudad los medios con lo que están volcados es con los Goya, que deben ser la panacea total. Todas las noticias son para los artistas, y entre ellas, los fieles destacan que “Pedro Sánchez acudirá a los Premios Goya”, con lo que el mundo se parará. Vendrá también don Pablo, ya que es al único acto al que va con smoking y corbata, dándole más importancia a los artistas qué, por ejemplo a una visita al Rey o al Parlamento. Con eso, las revistas ya lo tienen todo vendido. De los premios, lo de siempre, se lo darán a alguna película que hable de la Guerra Civil, o de la posguerra franquista, naturalmente con su colorido habitual, y punto.

Por lo demás, el temporal Gloria, ha dejado en Málaga una pedrea de más de 40 litros, pero sin grandes problemas, y los hosteleros van a ir a los tribunales por la aprobación de las ZAS (Zonas Altamente Saturadas). Para el final, un articulo en SUR donde echan otro palo a la hoguera de los gordos; “La obesidad afecta casi el doble a las personas con escaso poder adquisitivo”. No hay que preocuparse, esto lo va a arreglar el ministro local no dejando a los pobres ir al McDonald’s o al Burger King, y obligándolos a comer gambas, cigalas y nécoras (carnes no, que se le enfada el colega de Protección Animal). Con eso, todos en su peso… o muertos, así habrá menos pobres.

Hasta mañana,                        Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España