Para compensar

Como ayer, el momento para escribir me pilló en el tren y con mi Clarita en plena actividad, no pude atacar a las teclas como es en mí habitual.

Por eso, y para compensarme a mí mismo, le he echado un somero vistazo a lo que está pasando hoy.

De por ahí fuera nos llegó la noticia de que para eso de mandar en el fútbol, han elegido a un tal señor Infantino. El habla de regeneración y de cuentas claras, pero para mí qué, con estas tres virtudes, suizo, abogado y amigo de Villar, no veo eso tan claro. Decirlo, más que infantino, lo veo infantil.

Por aquí, el aspirante señor Sánchez dice que espera “un sí «rotundo»” de sus presuntas huestes a esa pregunta descafeinada que les ha preparado. Dicen que la están votando ahora. Da lo mismo, primero porque no es vinculante, lo que significa que no obliga a nada, y segundo porque si no sale lo que él quiere, simplemente, no lo van a reconocer.

Poco más de estas cosas.

En Málaga, dicen que hay “Suspense en la entrega de la Aduana”, que es lo último que le faltaba a este edificio. Bueno, en realidad también le podría pasar que apareciera algún fantasma para que el asunto fuera completo. El asunto está en no hacer nada a la primera.

Para el final, el aviso de qué, por si no tuviera bastante con los desvíos del metro, en la Alameda de Colon hay más desvíos, esta vez por trabajos de poda. Está claro, a perro flaco todo son pulgas.

Ya es bastante para calmar mi sensación de haber faltado a una cita. Lo dejo.

Hasta mañana.

     Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España