Pensamientos profundos

Hoy, tras el puente, he bajado al centro a resolver pequeños asuntos, así que no voy a mirar periódicos para no ponerme de mala milk. Aprovecharé para hablar de algún asunto de los que me rondan por a cabeza.

El primero es reconocer que entre todos los engendros lingüísticos que se han originado en estos tiempos, hay uno al qué, humildemente, creo que hay que plegarse y darle carácter definitorio, por lo muy acertado. Es; “personaja”. Tras hacer lo pertinente, consultar el diccionario de la RAE, veo esta definición a lo previo;

Diccionario de la lengua española | RAEdle.rae.es

personaje.

  1. m. Persona de distinción, calidad o representación en la vida pública.
  2. m. Cada uno de los seres reales o imaginarios que figuran en una obra.

Por tanto, como esa primera y más importante definición, la que habla de distinción, calidad o representación, no es válida para algunas de las personas que pululan por nuestros medios, ha sido un acierto crear lo de personaja.

Porque, díganme si no, en que categoría hay que colocar, por ejemplo, a la menestra doña Carmen Calvo, esa que en un meme que anda circulando, nos recuerdan sus perlas, en las qué, transcribo, explica que el tal Simón está donde está gracias a “su expertitud”, o que, no lo olvidemos, “aclaró que el dinero público no es de nadie”. También se explicó y explayó, diciendo que ella, proba productora, había “trabajado para la empresa privada… como funcionaria pública”. Ya puestos, nada que objetar a sus expresiones tales como “anglicanismos” o su petición a la Unesco para que legisle “para todos los planetas”. Podíamos seguir, yo tengo más perlas guardadas, pero sólo con estas, ya se hace merecedora del neo término; es una gran personaja. Otro día daré el titulo a algunos otros personajas, bien machos o hembras, por sus alumbramientos léxicos.

Como ando liadete, sólo os pongo el belén que todos los años coloco cerca de mi puesto de trabajo, ahí donde paro (del verbo parir) estas cosas con las que suelto adrenalina. Aclaro que José y María han pasado todas las PCRs con resultado negativo; que el Niño es autoinmune por razón de santidad, y que los Reyes Magos, a la izquierda, han pasado debidamente con éxito  todos los controles fronterizos, hasta llegar a mi casa, aunque eso sí, han perdido los camellos y al séquito. Los tres de la derecha, son los allegados de la familia, estando debidamente documentados con el carnet de allegado expedido por el Equipo de Asesores correspondiente, todos debidamente colocados gracias a sus expertitudes. A los animales me los han validado en el Ministerio de Igualdad, dado que como todos somos iguales, bueyes, vacas, burros y mulos, disfrutan de los mismos derechos que los humanos, algunos, incluso pueden llegar, o quizás han llegado, a ministros o, aun mejor, a ser “asesores”.

Con esto, lo dejo, sigo a mis asuntillos, mañana a ver si estoy más tranquilo y puedo “disfrutar” de la actualidad.

Hasta mañana,  o al menos eso espero…                        Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España