Pocas novedades

Así a voleo, las noticias son casi las de siempre, con lo que dejan de ser noticias. Se siguen matando por todas partes, un egipcio se equivoca de época y secuestra un avión, cosa de los años sesenta, y lo más actual es que iPhone se sigue negando a dar datos de un fulano que mató a unos pocos, aunque el FBI ha logrado sacar esos datos por su cuenta. Total, lo dicho, poca cosa, porque ya los muertos no impresionan y los dos, iPhone y el FBI, nos suenan lejanos.

Aquí, don Pedro da una vuelta de tuerca más a su entrega. Ya dice no le importa tener, ministros de Podemos y C`s en “su” gobierno. A él, con tal de ser presidente le da todo igual, estaría incluso decidido a hacer ministro a Al Capone que se lo pidiera, o al presunto señor  Andrés Bódalo, concejal muy amado y en quien tiene todas sus preferencias don Pablo, aunque ya tiene cuatro condenas a sus espaldas. Como son por violencia, lo puede hacer ministro de relaciones con las Cortes, así las tiene calladas. Lo importante es poder decir… “Soy Presidente del Gobierno y vivo en la Moncloa”, así tendría contenta a su mujer, aunque el país se le vaya al carajo.

Por cierto, hablando de presidencias, en los no sécuanos años de democracia, y especialmente últimamente, todos se han dedicado a quitar a mansalva todo lo relacionado con el franquismo (excepto las fiestas, que esas siguen). Bueno, todos menos algo, lo más tonto y gilipollesco del mundo; el charco ese de andar cambiando de hora cada dos por tres. Si estamos en el meridiano de Greenwich, y lo estamos, nos corresponde una hora, no la del meridiano de Berlín, así se acabarían los líos y las componendas, pero no sé por qué, a esto nadie le mete mano. Es una total estupidez y lo de los ahorros de energía no se lo cree nadie, lo que se gana por la mañana se pierde por la tarde y al revés. Me gustaría saber que “beneficios ocultos” tiene el invento, y sobre todo, para quién son esos beneficios.

En la Cortijá, nada nuevo bajo el sol, doña Susana agazapada esperando su oportunidad de dar el salto a la yugular, y el que siempre ha mandado, que sigue mandando; don Zarrias no declarará ante el juez… y punto pelota. Es más ha advertido a la judicatura “del daño del ‘paseíllo’”. Que se lo piensen, se están jugando el cargo (los jueces, no él).

20160329_082735 20160329_103249_HDREn Málaga, siguen desmontando La Cosa y hay un par de atisbos diferentes. Uno de cordura, al pedir que le retiren la patria potestad al bergante que abandonó a su hija para irse de copas, y otro atisbo, esta vez de sinceridad y a cargo del insigne Julián Muñoz, que ha aceptado que lo firmaba todo, porque “era muy cómodo ganar un buen sueldo así”. Al fin una verdad en lontananza.

Hasta mañana.         Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España