Por sus actos los conoceréis

Es una paremia, para entendernos una sentencia o refrán corto, de origen bíblico, está en San Mateo (7, 16), pero nos viene al pelo para estos días. Días en los qué, siendo más terrenales, “se le ve el plumero” a mucha gente.

No he querido hoy, empezar intoxicándome con lo último del Tal Pedro, que iba a “notificar” a los líderes de los otros partido, lo que a ÉL, Su Insigne Persona, le han cocinado en casa, y ya decidido; “mantenernos en casa hasta fin de mes”. Con esto, sólo busca poder decir que ellos han sido cómplices. Pero no cuela.

Vamos a los actos y su ‘conoscenza’. Ayer, don Felipe VI, debidamente uniformado, con mascarilla y guantes correctamente usados, y a prudente distanciaría de sus colaboradores, fue a un hospital  a felicitar a los militares por su Operación Balmis. Esa fue su imagen, ajustada a la norma..

Ahora, la del Tal. Como sabía de esta visita y Él nunca quiere ser menos, se organizó una visita, en plan NO-DO, según afortunada comparación  de un periódico no alineado, a… una segura y no peligrosa fábrica de material sanitario. De traje, mascarilla semi caída y posteriormente quitada (arrancada) para que se le viera el careto, guantes casi arremangados, y en cercana, muy cercan, convivencia con sus acompañantes, todos pertenecientes a su “banda de fieles”, es decir, sólo los de “sus” medios de comunicación y desinformación. Ahí dejó su imagen, pasándose las normas que nos exige a todos, por los bajos de sus pantalones, tras largar otro de sus balbuceantes discursos, mejor proclamas.

Más imágenes. La del Ministro de Sanidad, que ahora mantiene el puesto dando arengas y explicaciones varias, pero… en Febrero no tuvo a bien ir a una conferencia que la OMS había concertado en Ginebra “para todos los Ministros de Sanidad del Mundo” , para hablar y coordinador sobre el Covid19. El señor ministro tenía el ineludible deber de  ir al Parlamento a hacer bulto y darle al botón cuando se lo ordenaran y al segundo día, ir a un hospital catalán a dar coba.

De las señoras y señoritas de la Sección Femenina de don Pedro, o las/os acólitas/os de Pablo, no hace falta hablar. A esas/os ya los conocemos. Si acaso, destacar los actos de la Ministra de Trabajo, doña Yolanda Díaz, “curtida en la lucha obrera y la política local”, ahora dicharachera y festiva explicadora de las bondades de ERES, ERTEs y demás artilugios que van a conseguir qué, cuando esto pase “Más de medio millón de pequeños negocios no volverán a abrir este año”.

Del Títere y sus adláteres, incluidas exiliadas lúxury como “la Ponsatí”, ahora muy callada cuando también se va “desde Barcelona, Tarragona, etc.… al cielo”, no hay que aclarar mucho. Siguen con su cantinela, renovando eslóganes y pasando desde “el Madrid me infecta”  de hace unos días, al “que venga el Ejercito, la Guardia Civil y quien sea, por favor”. Eso sí, esto último dicho en voz muy bajita para que no se enteren algunos.

Otro al que no hacía falta esto para conocerlo, el líder terrorista confeso Arnaldo Otegui, que pide, en su línea, “rematar a las empresas”; “Bildu exige que se imponga un impuesto ‘revolucionario’ a las empresas que sobrevivan al coronavirus”. Las ve sospechosas de… ¿?

Dejo este Cuadro de Honor y desHonor para no extenderme y dar toques del día a día. En la CCAA que tiene enfermos a los medios televisivos, es decir Andalucía; “la Junta ayudará a los autónomos en las cuotas de cotización”. Y, ante la ÚNICAnoticia que dieron en la tele de esta región, la falta de fármacos y sedantes, Salud se ha comprometido a distribuirlos, al menos para las UCIs. A ver si es verdad.

En Málaga, noticia que enlaza al bichito con la Semana Santa; “el respirador hecho en Málaga incorpora el sistema de control del brazo del Nazareno del Paso”. Por cierto, en esa campaña de desinformación lanzada por los seguidores de los Picapiedra, cuando dicen que la Iglesia no ha hecho nada en esta pandemia, mejor que se lo hagan mirar, pues hasta esto, las ayudas de las Cofradías, son actos cristianos.

Dos noticias, una buena, que hay “Un respiro en el crecimiento de nuevos casos y de fallecidos”, y otra menos buena; “La lluvia deja paso a un temporal de levante en nuestras costas”.

Y lo dejo, pero como en estos días salen vídeos y fotos de animalitos despistados, pongo la de uno de mis visitantes, uno de los que hablé ayer…

Hasta mañana,                         Pepeprado

P.S. personal.–  Hoy, “el sábado antes del Domingo de Ramos” debía estar citado para comer con mis compañeros, y a pesar de eso amigos, del colegio. Evidentemente no vamos a poder hacerlo, pero al menos, desde aquí, mandar un recuerdo, tras su fallecimiento, a don Mariano Labajos, para mí, el mejor profesor que he (hemos) tenido. DeP, don Mariano.

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España