Primavera calentita

Cuentan esta tarde llega la primavera. Como no viene en avión ni en coche, no tendrá retraso, aunque se haya dejado las maletas de las flores y la alegría atrás. Lo que sí es verdad, es que llega calentita de noticias y de líos.

Antes de nada, una (otra) noticia triste, la desaparición del guardia civil que ayudaba a una pareja ha terminado de la peor manera, se ha localizado su cadáver. D.e.P.

En el exterior, bombazos informativos. Han detenido a Sarkozy, dicen tenía lazos con Gadafi, un poco más que el resto de los políticos europeos de ese tiempo, que lo recibían con palmas y olivo, lo dejaban traerse a sus guardaespaldas femeninas y montar su jáima donde le saliera de los cacharritos. Más: Ha dimitido una ministra de Justicia, por haberse estirado en un mensaje en Facebook diciendo lo que pensaba, por ejemplo “acusó a los laboristas de dar más importancia a los derechos de los terroristas que a la seguridad de la nación “. No, estas dos cosas nunca pasaran en España, ni meterán en la cárcel a un ex-presidente, ¿verdad doña Susana?, ni dimitirá nadie así, por convencimiento. Eso último ha pasado en Noruega, aquí, ni pensarlo. Lo ha hecho en un momento en que hay un Facebookleak, un escándalo que trae de cabeza a mucha gente gorda de USA y UK. Para terminar, ahora, la ONU es cuando se ha acordado que en Turquía se violan los derechos humanos. Mira que bien y que a tiempo.

Aquí, el folletín catalán sigue. Otro listo, el ex-conseller Römeva, aquella estrella rutilante de su momento, se las tragaba dobladas cuando convenía. Para “legitimar” esas elecciones del 1-O, contrataron a eso que llaman “observadores internacionales”, pero estos no salen baratos; costaron unos 200.000 €. Pedían, además, “volar a Cataluña en primera clase, alojarse en hoteles de lujo (como los guardias civiles y los policías nacionales) y que el jefe cobrara 30.000 euros por unos días de trabajo”. Gracias  a esto, nos hemos enterado de otro gran negocio, el de una cosa llamada IRAI (Institut de Recherche sur l’autodétermination des peuples et les indépendances nationales), una empresa que vive sólo de eso, de prestarse a “avalar” las independencias que le pidan. A mí me gustaría un trabajo así; volar en primera, lujazo de hoteles, todo pagado y sólo por decir lo que se espera digas, y ya está todo hecho. Que suerte tienen algunos y que listos son, aunque claro, hace falta que en el otros extremo, en el de los que pagan haya unos pocos tontos. Y en Cataluña, haberlos haylos.

Con estos enjuagues, ahora están saliendo los resultados; “La inversión extranjera se hunde en Cataluña un 40% y crece en Madrid”. Y ellos siguen diciendo que son muy listos.

Bueno, listos de estos lo hay. Por ejemplo, el funcionario de Valencia que estuvo diez años cobrando sin ir a trabajar, ahora se defiende diciendo que la culpa es de los jefes que no le dieron un despacho. Lo curioso es que aunque nadie lo ha visto, dice; “Trabajaba en los pasillos al no tener despacho”. Ya verás que al final le dan a este la Medalla de Sufrimientos por el Currelo.

Para no seguir con este tipo de gente, hablo del primer atropello mortal de un vehículo sin conductor. Ha sido en Trumpolandia, pero todo el mundo habla de ello. Como es natural, los grandes pensadores ya están matando a Uber, cuando aún no se sabe qué es lo que ha pasado en realidad, ya que parece que la atropellada, era una ciclista que estaba cruzando por donde le pareció bien, sin pararse a detallitos tales como las normas de tráfico y cosas así. Esperemos a ver si esto se aclara o no, Si hubiera pasado aquí, ya estarían los ciclistas de manifestación, ayudados esta vez por los taxistas. ¿A que sí?

En Málaga, por si éramos pocos… ahora en los líos de Limasa entra a saco Hacienda, que dice que “Limasa gasta dinero en servicios por los que ya paga a la parte privada”. Me sorprende la facilidad que hay para cobrar algunas cosas, cuando para el común de los mortales cobrar algo es una penitencia.

Mientras, lo último del Ayto. ya está dando resultados; las cofradías andan de cabeza por el corte de Tejón y Rodríguez, del que las avisaron hace sólo unos días.

Me voy, pero para el final, un chiste (como en los telefilms americanos): A estas alturas, el entrenador y los futbolistas del equipo de Malta, aquel al que España le metió 12 a 1, ahora repito, dicen qué, “los españoles iban drogados, les salía espuma por la boca”, y qué, ¡además! ¡a ellos les dieron limones envenenados! Todo eso pasó el 21 de diciembre de 1983, y lo están diciendo ahora, en Marzo del 2018, o sea 35 años tarde… angelitos.

Ayer lo pasé muy bien con mis amigos y mi Maru, fue un San José estupendo, ¡gracias colegas!, a ver cómo sale la Semana Santa.

Hasta mañana           Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España