Puenteando

El viernes no escribí, estaba haciendo una escapadilla de un día a Córdoba, una ciudad a la que me gusta ir cada poco tiempo para poder respirar aire no contaminado por la modernidad.

Cómo tras esto, ha venido un puente que ríase Vd., del de San Francisco, decido echar unas letrillas hoy para no estar demasiado alejado de mis desvaríos,

En este tiempo, la Policía ha estado seis horas registrando viviendas y despachos” de los pujolines, y el resto de los asuntos siguen su curso.

Lo que me llama la atención es la repentina notoriedad del Fiscal con mayúsculas señor Moix, que de unos días a esta parte, está en todas las carteleras. Anda investigando a los fiscales del 3% por coacciones, y mientras PSOE y Cs lo reprueban a él. Ya veremos quien se lleva el gato al agua, pero tanta notoriedad repentina, suena rara.

Aparte esto, sería bueno pedir la medalla del Trabajo o la de la Industria si las hay para la familia de Ignacio González que montó más de 35 empresas en tiempo record. Que no se sepa a qué se dedican esas empresas es otra cosa, no hay que ponerse mijita.

Lo demás, chorradas, como esa moción podemita que a lo único que aspira es a estar en pantalla unos días y marear al personal. Ya se sabe, “a rio revuelto…”.

En la Cortijá, los peperos han celebrado elecciones, y dicen que “Arenas sale vencedor en el pulso con Cospedal por el PP de Sevilla”. Normal, don Arenas deja claro, que en Andalucía para perder elecciones, nadie mejor que él. Mientras, aprovechando el barullo, el ex señor Del Nido ya está en la calle. Estrás mini revoluciones vienen bien para dejar libres a los amigos sin llamar demasiado la atención.

En Málaga, a mi vuelta, veo que hay una “comunidad que se autoabastece de electricidad”, pero no dicen lo que le cobran por ello, porque una de las trampas del sistema es que te jalean para que pongas ese sistema autónomo, pero después hay un canon por abandonar el sistema tradicional. Resultado, ahorras poco. Mientras, nadie, ni Junta, ni Gobierno, ni la UE, ni la Galaxia, se preocupa por el problema del agua de la Axarquía. Eso es desagradable, que lo arreglen otros.

Ha vuelto Jimena, se ha traído a su novia, y ahora ya estarán preparadas para ir a Tele5 y similares a contar su odisea. Nadie sabe lo que han costado, en dineros y políticamente, las aventuras de estas niñas.

Mientras, un par de noticias sobre la salud mental de esta sociedad. Una es que los jóvenes se suicidan por un juego de Internet, y otra es de una malagueña, graduada en Bellas Artes, qué “expone moldes de su propio órgano sexual en una exposición con el título ‘Erótica inversa’ junto a otras obras como paredes de azulejos o bidés”. La exposición debe ser para estudiarla…

Lo dejo, ya está bien para un domingo.

Hasta mañana.      Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España