Reaparece el Maúro

Será para echarle una mano a su amigo Pablo que está en horas bajas de casi todo, menos de dinero y poder, el Nicolás Maúro va a arreglar su país a base de polvos, y antes que doña Irene vaya para allá y ponga condiciones a los encuentros amoroso-patrióticos; “anima a las venezolanas a parir seis hijos para que crezca la patria”.  Quizás sería bueno que  para levantar la moral y otras cosas, se llevara de gira a don Berlusconi, que a sus 83 años rompe con su novia, que tiene “sólo” 34 años, porque anda ligando con otra ciudadana aún más joven. Mi gran duda, es si el gran éxito entre las féminas de este abuelete, sería igual si fuera sólo un fontanero jubilado. Lo más triste del exterior es la situación en las fronteras griegas, donde desgraciadamente todos tienen razón; los inmigrantes en buscar un futuro mejor, y los griegos porque allí no van a caber todos.

Del virus, ya se está llegando a cotas de histerismo institucional y periodístico, difíciles de entender. Ponen hoy como una noticia impactante, esto; “Una anciana de 99 años, primera muerta por coronavirus en Madrid y tercera en España”. Desgraciadamente para esta señora, con 99 años, lo más seguro es que te mueras sólo con mirarte, y hacer de su fallecimiento una noticia, es para echarse a pensar, especialmente, cuando en las noticias andaluzas, ponen este dato comparativo; “la gripe se cobró la vida de 81 personas en Andalucía en la temporada pasada”. Es decir, el año pasado, de la “gripe tradicional” palmaba la gente y nadie prestaba atención (ni que hablar de los que se mueren en África cada año de cualquier cosa). Esto me reafirma en qué, a los que mandan, el covid les viene de perlas, porque así, ellos… a lo suyo.

Al que nombraba antes, don Pablo I de Galapagar, ayer le hicieron un escrache… ¡en su Universidad de cabecera! Para más inri, no fueron los “desalmados de la ultraderecha”, que a esos no los habrían dejado ni acercarse al campus, sino sus propios cachorros de la ultraizquierda (que también la hay, aunque los periódicos nunca la mencionen). Le gritaban entre otras cosas; “¡Fuera ‘vendeobreros’ de la universidad!”. Como eran de la familia, los dejaron vociferar y luego irse en paz, sin llamar a don Marlaska y sus tropas.

Para componer la figura, sus obedientes ministros, atacan a doña Calva, ya que se sienten respaldados por el Tal, y el escrachado, “exige a Sánchez la cabeza de Calvo tras la bronca con Montero por la ley feminista”. A ver ahora que hace este, porque es un amor dividido; entre su pasión pablística, y una de sus nenas. ¿A quién escogerá?

De las parcialidades televisivas, ayer una muestra, esta vez muy sibilina. Primero pusieron el ya habitual despiece de las declaraciones de doña Cayetana, e inmediatamente, sin más, dieron la noticia de que La Asociación de la Prensa de Madrid, “rechazaba las intimidaciones desde la política”. Naturalmente, si no te paras a pensar, es que la APM estaba “sólo” contra la portavoz pepera. Así se olvidaba y se pasaba al cesto de la impunidad, las declaraciones de don Pablo y su consorte pidiendo cárcel para los periodistas que no les hagan la ola. A esto, se le llama “libertad de expresión”, aunque en realidad sea interpretación torticera de la actualidad, e intento de engañar a los oyentes, que no escuchantes.

Del parte de excarcelaciones privilegiadas, hoy le toca a don Yordi2, al que autorizan se vaya a derramar bilis, aunque lo llamen trabajar, a su empresa. Así, con estos en la calle, está asegurada la equidad de pensamiento en Cataluña, donde los no independentistas son perseguidos y escarnecidos mientras el Tal y sus gobiernos miran para otro lado.

Allí, para ser  la excepción a la regla, un juez, atrevido o quizás loco; “pide al Supremo que investigue a Carles Puigdemont por el fraude de Aguas de Girona”. Pobre iluso.

De la crónica negra tradicional, en Torrevieja, Alicante, un fulanito de 40 años, mató a su madre de 81. Lo novedoso, es que lo hizo a golpes con un bate. Va resultar que lo del fútbol es mejor, porque a nadie lo han matado todavía a balonazos.

Del tema sangrante de la mal llamada Educación, en Cantabria, van de posmodernos; “prohibirá los deberes en vacaciones y los exámenes en la semana posterior de descanso”. Estos, los descansos son, “cada dos meses: habrá 175 días lectivos divididos en bimestres”. Por supuesto, lo de estudiar, que sea sin que los chavales y chavalas se molesten demasiado.

Por aquí cerca, en Benalmádena, una ciudadana entregó hace dos años una cartera encontrada con pasta a la Policía Local. Tras estos dos años sin que nadie la reclamara, ha pedido qué, conforme a ley, se la den a ella, pero… “desaparece el dinero que una mujer entregó a la Policía tras encontrarlo en la calle”. Sin comentarios.

Hasta mañana,                         Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España