Rodeados

Nos tiene rodeados. Me refiero a la panda de sinvergüenzas que han desmantelado este país en los años pasados.

Los hay de todas clases, por ejemplo los eximios Granados y Marjaliza, que tenían unas 19 cuentas millonarias en Suiza. Lo hacían así, por si algún banco quebraba no poner todos los huevos en la misma cesta, y hablando de huevos, uno de ellos, hasta metió en el embolado a sus suegros jubiletas, obligando al hombre encima, a quedar como un gilipuertas con excusas tales como que su dormitorio era como la Gran Vía, por donde pasaba mucha gente o que el montador de muebles le dejaba maletas con millones de euros. Me gustaría que me diera el nombre de ese currante para invitarlo a pasar por mi casa.

El tiempo pone a cada uno en su lugar, pero ahora lo hace rápidamente. Por ejemplo ya nos hemos enterado del porqué el presidente de la patronal, presunto señor Rossell, no teme a Podemos. En plan preventivo, Gas Natural le ha subido el sueldo un 64%, y para que esté apoyado, a su vicepresidente de la filial catalana, un poquito más, un 77%. Así, es normal que sea tan valiente.

Ya a estas cochinadas se van apuntando los “nuevos”. Doña Rita la Despechugada, admite su despelote ante la juez, pero dice que de dimitir nasty de plasty, que eso lo estudiara “en equipo”.

Su jefe, don Pablo, para calmar las aguas, ahora hace lo que todos; echar la culpa al más lila. Dice que lo que encalabrinó a jueces y fiscales, fue… “un error de redacción”. Ya es como los de “antes”, la culpa, el conserje.

Y su presunta ministra de Justicia, la juez progre de narices, ha sido denunciada por el ministro Soria, por pasarse de lenguaraz.

Por cierto, que vamos camino de ser el país con más ministros del mundo. Entre los del gobierno, los que se autonombran como el tal Romeva, que ya manda cartas con membrete, y los ministros in pectore de cada partido, estamos arreglados. Al final lo que va a dar lustre es… no ser ministro.

Lo que es penoso, es que una presentadora de telediarios haya sufrido lo que llaman la pena de telediario. Simplemente porque alguien dijo que otro alguien había hablado con otro alguien más, cuyo nombre era parecido, la presentadora Pilar García Muñiz, ha estado implicada en uno de los múltiples sumarios. Ya ha sido exculpada pero el mal ya está hecho. En este país vale que alguien diga algo malo de ti, para que los medios se te tiren a la yugular… y a ellos no les pasa nada.

Lo voy a dejar, pero antes, una nota de Málaga; definitivamente el antiguo Colegio de San Agustín está perdido. Su bandera de salvación la enarbola IU. Lo dicho, muerto total.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España