Sabatino

Aunque no sea normal esto de escribir en sábado, lo hago porque he conseguido recuperar Internet, vuelvo a estar en el mundo y es buena contarlo.

De contar cosas poco, porque todas las noticias son malas, y parece que no se origina ninguna buena nueva.

De por ahí fuera, el problemón de la elección de don Donald, sigue in crescendo. Las protestas van en aumento, y ya hay un primer muerto, esta vez en Portland. Malo es cuando los descontentos se arreglan a tiros. Esos indignados no pueden ser un ejemplo para otros.

Aquí, los líos entre los distintos ismos de Podemos se van enconando. En este round, han elegido para la Asamblea de Madrid al presunto señor Espinar, el de los alardes de venta de pisos, con lo que va a haber una depuración interna. Allá ellos con sus líos.

Pero las cosas peores vienen ahora. Para empezar, en Sevilla hay otra paliza a un niño de 7 años en el cole. Se la propinaron unos coleguillas de 8, 9, y 10 años, que ya llevaban un par de años acosándolo sin que nadie hiciera nada. Pero lo peor, es que la mamá de uno de los agresores, “no lamentó lo ocurrido y criticó que el niño no se defendiera”. Con madres de esta calaña, ¿qué podemos esperar de sus retoños?

En el asunto del bebé muerto en Málaga, los vecinos de la pareja confirman que estos dos bestias, mal llamados padre y madre, a quién cuidaban más era… al perro, pero que nunca los vieron con el niño, ni a pasearlo ni a nada.

Ante estas noticias, la pregunta es, ¿qué país enfermo estamos creando? Si todas estas barbaridades suceden y lo peor es que parece que mucha gente se queda indiferente ante ellas, es que algo estamos haciendo mal. Es en estas cosas en las que deberíamos pensar, y no en las que nos venden las teles cutres. A los que, siguiendo este estilo de vida actual, seguramente esta sociedad va a castigar con dureza son a los que en Nerja, capturaron a un tiburón y lo vendieron por piezas. Estas son las noticias que venden, en ellos se carga la mano de la ley.

Y termina una semana fúnebre, en la que nos han dejado gente conocida. Desde el poeta Leonard Cohen, el autor de teatro Paco Nieva, (los dos premios Cervantes), La Veneno, y ayer Perico Fernández, todos han caído en esta semana.

Está claro, esto de la palmatoria es lo único que no respeta nada, se lleva por delante a todos, sin distinguir a nadie.

fte-genovaPara animarnos, ‘mi’ Fuente de Génova restaurada y limpiada…

Ya es bastante por hoy, el lunes más.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España