Séptimo día

Y esta vez, al séptimo no descansó… el Bichito. Yo tampoco, entre otras cosas porque al leer los periódicos digitales, he encontrado un par de noticias buenas entre todas las malas, y también porque quiero dedicar unas líneas a la Voz de su Amo.

En USA lo que miran, es que su Gobierno los está interviniendo; “La mayor intervención del Estado en la economía desde la Segunda Guerra Mundial”, pero una de las buenas noticias vienen desde Francia; “denuncian a dos ministros en Francia por no actuar a tiempo contra el coronavirus”. La pena es, que Sánchez e Iglesias estén protegidos por un sistema judicial al servicio de los políticos, pero la idea es simplemente fantástica; Se podría hacer una buena limpia.

Otra buena idea, ha sido el cambio del grito balconero. Ahora es este; “¡menos palmas y aprended a votar!”. Significa qué, al menos, algunos están empezando a pensar con la cabeza.

Lo de poner datos y noticias sobre el Covid lo dejo para la prensa y las teles obedientes. Sólo reseñar que se está agudizando el ingenio de la gente de a pie, y ya se fabrica material aislante con casi todo, bolsas de basura, rollos de papel, etc.… Claro que eso es, la gente de a pie, el TriGobierno sigue a lo suyo, por ejemplo, el Doctor Fraude no recula, sigue copiando cosas de aquí y allá para todo. Lo último, gran parte del discurso lacrimógeno que nos largó, fue copiado literalmente de un libro, Las Palmeras, de Jimina Sabadu. Lo podéis encontrar en Instagram. Este, de original solo tiene el careto, que es de aleación de hormigón y acero templado. Don Iván, hay que esforzarse un poco. y ser más creativo.

Mientras, este y su compinche, a lo que se dedican es a intentar acallar a la oposición cerrando el Congreso, pero para no perder tiempo, ya han “modificado” el estado de de alarma, para…. ¡tatachín! … “conceder indultos en plena pandemia”:

Hablemos de la Voz de su Amo. Este, don Fernando Simón, es decir el señor Tristón de cada diña, desde el principio nos ha estado contando la milonga que le han dictado desde Moncloa, pero ayer, ya rozó el ridículo total. Cuando un periodista, al que ya habrán tomado el nombre, preguntó por la ruptura de cuarentena del señor Iglesias, tras balbucear un poquito, dijo quééé… “para todo siempre hay excepciones”. Más claro, ‘wáter from the fountain’. Aquí, la excepcionalidad se la reparten entre ellos. Para los ciudadanos normales, la aplicación de las leyes, para su Amo y Amigos, la excepcionalidad. Si a este don Fernando le quedara un ápice de vergüenza torera, tendría que haber dimitido inmediatamente, a continuación de esa rueda de prensa, pero, no, irá a lamer la mano que lo alimenta y le pedirá un ascenso. Con la plasmación de esta ruindad gubernamental, lo dejo. Este personaje no se merece ni una línea más, su credibilidad está a una altura bastante inferior a la de una babucha. ¡Puaff!

En estos tiempos de hipocresía y mendacidades, reconforta ver a una señora diciendo verdades; “Rosa Díez llama «carroñero» y «enemigo de la democracia» a Monedero”. Se le quedó fuera don Echenique, al que también gusta refocilarse en las basuras, pero algo es algo.

La nota, o mejor las notas, más negras, son la primera, de una mujer que en Zaragoza, fue detenida y escupió a los Guardias Civiles diciendo “tengo el coronavirus”. La llevaron a Comisaria donde siguió escupiendo a diestro y siniestro, pero, ahí viene la segunda negatividad; el abogado consiguió qué, “sin pasar por e juzgado” la dejaran irse a su casa con sus dos hijas. Después, el laboratorio confirmó que sí, que está infectada. ¡Qué bien funciona el sistema! ¡Y qué contento está don  Luis Ángel Marcén, abogado de oficio, por lo bien que lo ha hecho!

En Málaga, en el Hospital Regional, están participando en ensayos para un nuevo medicamente anti-bichito. Bien. Metidos en chorradas, “Un bombero malagueño inventa un sistema para abrir puertas sin usar las manos”. Puestos a abrir; “El Vaticano abre la puerta a trasladar las procesiones de Semana Santa al mes de septiembre”. Cuando esto se acabe, no vamos a parar, iremos de las Fallas, a la Feria de Sevilla, la de Málaga, fútbol dos o tres partidos cada día, la(s) Semana(s) Santa(s), conciertos a pares, los niños, clases de veinticuatro horas y exámenes todos los lunes… Ahí es donde vamos a palmar de verdad.

Me voy con este dato; “Las lluvias se alejan tras dejar más de 50 litros durante la madrugada”. Algo es algo.

Hasta mañana,                         Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España