¿Será verdad?

Buenos días, buena semana, buen mes, etc… no sé si creérmelo, pero mis súper cicutas de la tecnología, cuentan que a lo largo del día de hoy me restablecerán la conexión para poder incorporarme a la vida diaria. Espero que esto sea así, y en esa esperanza me pongo a hacer una especie de recapitulación de estos días.

Habiendo estado casi desconectado de las noticias, solo viéndolas a trozos, sí he notado algo curioso.  Es la rapidez con que pasan de moda las cosas (algunas) en estos tiempos. En este tiempo, me perdí la sentencia de los EREs y he visto que han desaparecido casi por completo de los medios de comunicación, nada que ver con la persistencia de las sentencias de la Gürtel que siguen apareciendo de forma casi regular.

A esto lo vino a sustituir, la narración de las aventuras y nunca desventuras de la Niña Disgustada, la tal Gretha, que se ha convertido en una máquina de hacer dinero y de montarse películas que más quisiera Jólivud. Porque lo del viaje a vela en catamarán, no se lo cree nadie, y es también curioso que los dos progenitores de la mozuela, hayan dejado de trabajar y vivan de las “actuaciones” de la nena. Por cierto, hay algo que me intriga (pero menos). En esto, los europeos, aunque no seamos medalla de oro en actuación ecológica, creo que somos de un nivel razonablemente concienciado, pero donde las agresiones al medio ambiente son peores, son en los USA de don Trump, y en Asia, donde echan a los ríos hasta a sus muertos, pero, ahí, no va nunca la emotiva Llorona. ¿Por qué? ¿No será porque es aquí donde los extrañamente sensibleros gobiernos le aflojan pasta gansa a las ONGs en forma de subvenciones? ONGs, en las que, por supuesto, están “integrados” amigos o afines de los gobernantes. Todo queda en casa.

Tras esto, y las consiguientes fotos del Tal en las reuniones y cuchipandas de la Cumbre, ahora, por lo visto, lo único que toca es ver como el Tal para continuar aferrado al cargo, se dedica a despedazar España y para ello, anda brujuleando, hablando con unos y con otros y repartiendo dineros y trozos del pastel. Al final va a hacer falta pasaporte para viajar por lo que ahora, aún, es España, pero Él, seguirá viajando en el Falcon, al que por cierto le han duplicado la asignación para el catering (de 20.000 a 40.000), y que todo sea calidad exquisita para sus delicadas fauces.

Mientras, quizás para demostrar esa diversidad, y para demostrar que hay de todo en esta tierra, la Justicia, con algunas de las sentencias últimas, valgan de ejemplo la de la Arandina, y la de la abuela a la que condenan a dos años de cárcel por esconder a su nieto de su hija drogadicta, demuestra qué, por lo visto, hay una Justicia para cada uno, y que depende con quien caigas, así te va. También vale de ejemplo, que desde que doña Montero o Montera se hizo cargo de las Haciendas de los españoles, ya no se persigue a ningún famosete ni a ningún político por esconder sus dineros en las declaraciones, ni siquiera a los de Podemos y sus sobresueldos. Ahora hay un Paraíso Defraudador al que tienen acceso sólo los Elegidos.

Voy a dejar esto, estoy luchando con la tecnología, ya veremos cómo acabo. Por cierto, don Boris ha barrido en UK; ahora a ver qué pasa. (Sus resultados son la envidia del Tal).

Ya no me atrevo a poner eso de “Hasta mañana”, lo voy a cambiar…

Hasta la vista, ¿Cuándo? No sé.         Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España