Tienen suerte

Me refiero al Tal Sánchez y compañía, a la Empresa de los PIcapìedra. Con la cantidad de barbaridades, y la entrega del poder a sus “socios” para que ellos hagan lo que les dé la gana, incluso irse de España, cada día están en un brete diferente, pero siempre pasa algo que los medios pueden aprovechar para echarles un capote.

Ahora son varios los quites, el primero, es necesario decirlo, la xenofobia que dicen se está desatando contra los chinos por eso del virus. La verdad es que estos son una comunidad tranquila, trabajadora y que más quisiéramos que otras comunidades asentadas aquí, fueran como ellos. Así que mejor dejarlos en paz, que ellos se merecen esa tranquilidad y la emplean bien, sin molestar.

Ayer sin embargo, fue un día muy aeronáutico. Para empezar, en la mañana, tuvieron que cerrar Barajas porque un imbécil estuvo dando la lata con un dron, pero esta que podía haber sido una noticia de portada, se vio relegada por el asunto del aterrizaje de emergencia del Air Canadá, con lo que el imbécil, pasó a segundo plano. Por supuesto, también apareció don Ábalos que es hombre muy proclive a visitar ese Aeropuerto, a cualquier hora, y que no iba a desaprovechar esta oportunidad para sacar pecho. Su Amo se conformó con un mayestático tuit diciendo que estaba muy preocupado, Y llegaron a los medios los experto. Ya ayer mismo, tras el aterrizaje, dijeron en Canal Sur que “había estado volando “con una rueda y un motor menos”, y hoy, todas las emisoras ya se han buscado al experto de cabecera para que atempere a los voluntarios de plantilla que se lanzan a opinar… como si entendieran algo, exactamente lo mismo que hacen con cualquier tema. Para completar, en Málaga también aterrizó de emergencia un vuelo Barcelona-Marrakech por humo en cabina, pero lo que pase en Málaga no llama la atención.

Pero, a lo que íbamos, con esto, y sin necesidad de recurrir a lo que haya hecho ese día el señor Abascal, se diluyen esas noticias “desagradables”. Por ejemplo, esta; “Debacle del paro y de las afiliaciones a la Seguridad Social en enero, el peor mes desde 2013”. Si esto lo trasladamos a Málaga, el asunto es aun peor; “Málaga termina enero con 6.120 parados más, la segunda mayor subida de todo el país”, o sea, que estamos triunfando.

Claro que a la vez, hay detalles muy prometedores para el Gobierno, por ejemplo, la inspección del Poder Judicial “respalda a la juez Núñez Bolaños frente a la Fiscalía”, con lo que les están quitando un disgusto enorme, porque así, poquito a poco, se van enterrando los ERE. Se va notando ya la mano “amiga” en las altas magistraturas. Ya mismo, esta juez subirá a los altares…, y cuando el Amado Líder consiga “remodelar” el Tribunal Supremo a su gusto, ya se terminarán todos sus problemillas, los de ella y los del Tal y Cia.

Por si acaso, Él y su Mega Colega, el señor Iglesias, han vuelto a resucitar a Franco, que es su talismán para distraer al personal. Ahora la emprenden con la Fundación que quieren ilegalizada para dentro de un año. Después ya buscarán otro motivo para tener al muerto presente.

El que se nos ha vuelto creativo es el Títere que pide qué, a su Amo el Puchmamón, no se le embarguen sus bienes, y argumenta esta peregrina disculpa; “porque el 1-O lo pagó el Estado directamente”. ¡Toma ya! Acaba de adjudicarle un hermoso delito de estafa al Estado. Este, si lo quieren hacer más tonto se les rompe.

En los territorios de la Junta de Andalucía, don Juanma “promete una batería de medidas para mitigar un año agrícola «terrible»”. Seguramente hará obligatorio comer lechugas en el desayuno. Seamos pacientes a ver que se le ocurre.

En Málaga, tras la espectacular noticia del paro local comentada más arriba, salen más noticias demostrativas de lo bien que vamos. Cuentan qué; “la financiación pública para investigar el cáncer se ha reducido a la mitad en nueve años”, y que aquello del AVE low cost de lo que hablaba el alcalde, como diría un malaguita, “ni mijita”, qué, cómo mínimo, habrá que esperar un año. Ahora bien, si el que ha medido esta espera es el que hace los cálculos de la terminación del Metro, lo llevamos claro. Pero estas penurias no importan, con solo rememorar los Goya y sus “ilustres asistentes”, nuestro espíritu está alimentado para varias décadas. Además, da una buena oportunidad para volver a hablar del Auditorio. ¿Qué más queremos?

No sabemos la suerte que tenemos con nuestros gobernantes, nacionales y locales.

Hasta mañana,                         Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España