Todo mal

Nos va mal hasta en el Imperio, donde don Donald se ha quedado solo para enfrentarse a doña Hillary. Como gane este, el asunto se va a poner fatal.

Por si acaso, en Europa, el BCE va a dejar de emitir billetes de 500 euros, que dicen que los hay, con lo que subirán las transacciones informáticas hacia los paraísos fiscales, sin tener que molestar a los defraudadores y chorizos y hacerlos acarrear maletas llenas de billetes.

Aquí lo único que parece bueno, es que el paro ha bajado, a pesar de los sindicatos y del gobierno. Está por bajar de los cuatro millones y a algunos esto les parece fantástico. Incluso en Andalucía hay menos de un millón, lo que parece increíble, especialmente si hay dirigentes como el tal Cañamero, cuya única prédica es el no cumplir con nada.

Como la fiesta nacional, que antes eran los toros y ahora las elecciones, sigue a lo suyo, mejor miremos a Málaga.

Aquí, en Abril había 1.816 parados menos, pero podían ser más, si estas otras noticias no se hubieran producido.

En una nos cuentan que Carlos Haya cierra consultas porque no quieren contratar los 108 puestos de trabajo, principalmente enfermeros, que se necesitan según CCOO. En realidad lo que sobran son enfermos, pero esto no lo puede controlar don Montoro.

Otra nos habla de que los Juzgados que también están faltos de personal, que los juicios van descabalados y que las informaciones y notificaciones previas están faltas de gente para activarlas. Aquí tampoco faltan chorizos y asesinos.  

También otro sindicato, el de la policía, nos informa que tenemos muchos menos de los policías que nos corresponde tener para estar medianamente seguros y así descongestionar lo anterior.

Y así, casi todos los elementos necesarios para que esto medio funcione, están bajo mínimos, aunque ningún dirigente se preocupe por ello.

Donde no falta personal es en los partidos políticos y en los sitios donde se puede enchufar a los amiguetes, porque es curioso notar que no se contrata en los sitios en los que lo que hay es “mucho trabajo”, sin embargo sí se contrata, siempre de forma dactilar, en sitios donde eso de currar es algo poco usado e incluso mal visto, donde lo que priva es “asesorar” y “representar” a esas gentes que son electos, pero que por lo visto no saben hacer absolutamente nada, ni siquiera saben preguntar a los funcionarios de carrera que sí se tuvieron que estudiar sus temas.

Por ejemplo, en uno de esos “negocios” en los que faltan currantes de verdad, de los que piensan y trabajan, y sobran asesores, es en el asunto de ese Metro que nadie pidió, que se planteó sólo para mover dinero y poder hacer inauguraciones, aunque no sirva para nada. Ni siquiera para ser lo que su nombre indica, un metro, esos que van bajo tierra para descongestionar la superficie de la ciudad, sino en superficie para enfollinar más el asunto del tráfico. Lo malo, es que al final, lo arreglaran como siempre peatonalizándolo todo, incluido el metro. Será un hito; un metro peatonal.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España