Un día después

Aclaro previamente que mi falta de ayer no fue por la fiesta,  sino por una avería eléctrica que me dejó a oscuras en la ofi todo el día. Fue una lástima, porque el día dio para mucho.

El griterío de los berenjenas que consideran que el Día Nacional de España es un agravio para la Humanidad, fue aprovechado  por algunos en demostrar su falta de cultura y su partidismo sectario.

Indudablemente en este apartado tóxico y chusco, las que se llevan la palma, son las rutilantes estrellas de las alcaldías progres, doña Carmena y doña Colau, que se extasían ante las según ellas, primorosa vida idílica de los yanomamo. En realidad ellas son de otra tribu, de las yoyamamo. De la gilitontéz del teniente de alcalde de Badalona, al que para empezar se le podía acusar de chulería institucional, mejor no hablar. Allá ellos.

El problema es que como ya se llevan años con paños calientes, estos berzas se creen los amos del mundo y así los tenemos que aguantar.

Dejando eso, hoy en el extranjero, hay de todo. En Alemania, siguen en su tradición de que se les suiciden algunos detenidos. En Yanquilandia, salen al estrado público, féminas a las que don Donald metió mano. Como no podía faltar, el Mauro vocifera que; La Corona española debe pedir perdón a América”. Este en su nube.

Por aquí, el tal Correa, en alemán gürtel, ha empezado a largar y como primera idea, se ve que era un tipo muy esplendido con los regalos, regalaba coches y viajes a mayor velocidad que el Un, Dos, Tres. Los demás andan con cara de acoxone por lo que pueda pasar. Naturalmente de devolver la pasta afanada, no habla nadie.

Políticamente, todos a rentabilizar su presencia o su ausencia de los actos oficiales de ayer. Incluso allí, la Gestora (no hay que decir cual, nos entendemos), anduvo intentando pulir su discurso. Ese mismo discurso que los icetistas le quieren reventar. Creo que ya sería hora de que el PSOE mandara a hacer puñetas al PSC e intentara hacer su camino con sus ideas y dejar de estar coartados por esos independentistas emboscados.

Como esto sigue igual de liado, otros asuntillos se deslizan en aparente silencio. Un ejemplo de algo que se ha hecho sibilinamente e intentando no llamar la atención, es que la señora juez de los EREs ha quitado las acusaciones “políticas” del caso, y de un plumazo, ha dejado sin efecto medio sumario de doña Mercedes. Es lo que estaban buscando los junteros, un momento propicio para escurrirse sin llamar la atención.

También aprovechando estos líos, el presunto señor Villar, al que le parecen pocos los 17 (sí, 17) años que lleva enchufado en lo del futbol, quiere asegurarse otros seis o siete más. Todo sea para que nadie pueda ver los papeles, no sea qué…

En Málaga hoy habla el periódico de la Gran Familia. No de aquella de la película con Closas y Pepe Isbert, sino de la que hemos montado aquí, vulgarmente llamada Limasa. Dicen que; “un tercio de los trabajadores de la sociedad tiene al menos un compañero con sus dos mismos apellidos”. Que casualidades hay en este negocio. Así es tan fácil ponerse de acuerdo para ir a las huelgas. Por cierto, ¿para cuando la próxima?

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España