Un día tranquilo

Hoy parece un día relativamente tranquilo, quizás porque las fuerzas vivas que nos dirigen están más preocupadas por las dentelladas que se lanzan entre ellos que por lo que realmente le pasa al país al que dicen servir, aunque como dice esa cartela que hay por ahí, seguro que después viene alguno y jode el día…

Gracias a esa actual tranquilidad, puedo empezar por una noticia tierna. Viene de Shanghái, más concretamente de su Ikea. Por lo visto, los ancianos de la ciudad se citan allí para echar un rato, entre albóndigas, futones y banquetas. La cosa viene de lejos, pero como cada vez hay más ancianos, a Ikea no le caben los clientes que van a gastar pasta y van a echar a los ligones si no gastan. Da ternura pensar que los viejales aun buscan confort espiritual, habría que buscarles un sitio para ello. Es la deshumanización del día a día.

Aparte, en el exterior, doña Teresa la del UK, anda admitiendo que el Brexit tendrá que ser ratificado”, lo que lleva a pensar que el ratificador que lo ratifique buen ratificador será, o sea, otra forma de ganar tiempo para no encarar el problema.

En nuestros terrenos, poca cosa, por ejemplo que a la Tigresa de ETA, aquella con unas 23 muertes a sus espaldas va a estar de permiso, y es sorprendente cómo da la noticia el diario ABC; “saldrá tres días de prisión tras comprobarse que sus víctimas no viven en Rentería”. No sé si estos se han enterado que sus víctimas ya no viven, ni en Rentería ni en ninguna parte.  

Podrá ir tranquilamente a Alsasua, donde según sus dirigentes y sus ciudadanos, hay sitios a los que ser poder ir y a los que no, aunque ellos están muy disgustados porque dicen que les están haciendo mala prensa. Pobrecitos.

En fin, lo dicho, los políticos pensando como se reparten el país, los juzgados a rebosar, los mártires catalanes de romería por las radios y teles llorando por las injusticias que se hace con ellos, y mientras, el país cuesta abajo, y con la muerte anunciada de la hucha de las pensiones, pero eso no les importa, ellos cobrarán las suyas pase lo que pase.

De las noticias chocantes, por decirlo finamente, que la mamá de 62 tacos, ya se ha ido a casa con la futura huérfana. Por ahora las dos están bien, en unos años no se sabe. Lo malo es que esta señora es médico, con lo que mi fe en los que cuidan de los enfermos queda algo tocada, les presupongo un más alto intelecto.

En Málaga, gracias a esa extraña ¿investigacion? que se está haciendo a Limasa, nos enteramos que hay presuntos currantes que  no son de plantilla y que llevan  “más de una década trabajando y que se encuentran en fraude de ley al ir encadenando contratos temporales” (literal). Ahora, van a hacer fijos a unos 300 de estos infiltrados, que supongo que sí irían a las huelgas correspondientes, para hacer méritos.

No me parece normal que las leyes valgan para algunos y para otros no… ¿será que yo soy raro?

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España