Un gran juzgado

Venezuela se va, antes de que la echen, de la Organización de Estados Americanos. Estos, se van a quedar en la gloria. Por lo demás, del exterior, que en Siria y alrededores siguen bombardeándose, matándose y echándose las culpas unos a otros. Y lo que más nos puede preocupar en Málaga, es la extraña desaparición entre Turquía, Georgia y Dubái de una malagueña y su novia. Esperemos esto acabe bien para las dos chicas involucradas.

En nuestro diario pasar por la corrupción y los juzgados, que han convertido a España en un gran juzgado, hay de todo. Empecemos con el diputado que avisó a doña Espe y compañía, de los desmanes del ahora encarcelado, y gracias a Interior en celda privilegiada con su hermano. Es cosa llamativa que ‘algunos’ de culpables puedan elegir cárcel, modulo, celda y hasta la marca de las galletas. Seguro que el Chapo Guzmán estaría encantado en esta modélica cárcel. Aunque los peperos digan ahora que no tenía pruebas, la única prueba evidente es que a quien castigaron al ostracismo fue al denunciante. Por algo sería.

Aprovechando los apuros de don Mariano, algunos van a lo suyo, y por ejemplo, el PNV, al que lo que pase en el resto de España le importa un pito, quiere sacar tajada. Por cierto, ayer hubo un acto de reconciliación por el bombardeo de Guernica, en el que un descendiente de los que bombardearon pidió perdón. Emotivo y emocionante. Que cunda el ejemplo.

Más de jueces y fiscales, uno de los primeros ha archivado la investigación contra los señores Marhuenda y Casals, y nadie les ha pedido disculpas. Otro, dice que la mandamás del Clan de los Pujolines es Marta Ferrusola, que en estos momentos, como Mariana Pineda estará con sus hijas bordando una bandera catalana para envolverse en ella, y más, y más y más…

Ante el festival de denuncias, el Gobierno ha tomado medidas fulminantes para reconstruir España, a saber. La primera y más importante; Vuelve Operación Triunfo. Otra, dejan suelto a Ramoncín para que diga esas tonterías que él cree gustan al personal (y que venda algunos discos); “No me gusta Stalin, pero me siento marxista”. No consigo conjuntar marxismo con “su” SGAE.

De forma tangencial, una cosa ya está pasando, y es que algunos de los comunicadores adoctrinados ya están buscándole los pros y los contras a jueces y fiscales, según sean de su “gusto” o no. Entre estos, el fiscal señor Moix está teniendo mucho predicamento, ya que sus acciones no dejan indiferente a nadie. Le gusta estar en todas las salsas y vigilar a sus “díscolos” y eso da juego.

Todo esto distrae al personal, y lo deja entretenido para no enterarse de lo importante. Por ejemplo en Málaga, mientras los mandantes (ojo con la similitud fonética) se dedican a inauguraciones, repartirse medallas y preparar concursos a medida, nadie presta atención a esto; “El paro sube en el primer trimestre y Málaga vuelve a situarse por encima de los 200.000 desempleados”. Esto importa menos. 

Hasta mañana.      Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España