Un jueves cualquiera

Empezamos este día con cosas de muertos. Uno de ellos, célebre y recordado, Kirk Douglas, uno de los machotes del cine de entonces (ahora esto no se puede decir, es heteropatriarcal) que se ha ido a los 103 años. Otro, de 72, en Málaga victima por casualidad de una reyerta con tiros en La Palmilla, Málaga, cuando dos clanes bien armados se liaron entre ellos en la calle, y este hombre que estaba en su piso recibió el disparo. Además se encontró a otro hombre muerto en una cuneta en su coche que se había salido de la carretera. Así, que desearles q todos por igual que descansen él en paz y volver al jueves.

En Trumpolandia, don Donald ha ganado su impeachment, y lo único reseñable es que la presidente del Tribunal, doña Pelosi rompió su discurso en una muestra de desprecio. A esta le va a pasar algo malo.

De fuera, nos demuestran que no todos los gilipuertas están aquí. En Canadá, un imbécil (otro), 28 añitos, de nombre Potok, sólo para hacerse un sellfie y aumentar sus seguidores, consiguió desviar un avión diciendo que él tenía el coronavirus. Lo van a juzgar, y creo que el castigo adecuado sería dejarlo caer en paracaídas en Wuhan, para que así aprenda algo.

Hay noticias que se salen de lo habitual, por ejemplo, en un pueblo de Cáceres donde han “robado el único coche patrulla de la Policía Local”. Desde luego, jeta le han echado estos tíos (o tías, no me vayan a acusar de machismo).

Lo demás, lo normal, que ya han dejado salir a los Yordis de la cárcel; que la consejera de Justicia valenciana no investigaba las empresas de la familia de don Chimo Puch, aunque claro ¿cómo las iba a investigar si es su pareja? No se tiran piedras al propio tejado; ¡Ah! Y han archivado una denuncia que tenía una  de las Montero, doña María Jesús (o Jesusa) que no se presentó a una comisión que  investiga el gasto en un prostíbulo. No fue porque se podía encontrar con amigos y conocidos.

                                               Antes de “bajar” a Andalucía dos pensamientos de cosecha propia. El primero me viene preocupando desde que recibí este mensajito; Desde luego, si doña a Calvo (o Calva) se hace cargo del asunto lo mejor es acuartelarse y no salir de casa.

MI otra preocupación es que tras estos días saliendo en la tele el Parlamento y especialmente sus leones (los de bronce, otros no hay) echo en falta a una de las nenas de la Sección Femenina pidiendo que se quite uno de ellos y se ponga una leona, por eso de la paridad. ¿Será que están en baja forma?

Bueno, ya en Andalucía Don Juanma que debe andar despistadillo, le pide a doña Susana “que «medie» con Sánchez para que pague los 537 millones del IVA”. Se lo pide, o se lo insta que es como disfrazan el asunto, el mismo día en que la ex Jequesa patina en público diciendo que con él ha subido el paro, y mostrando unos gráficos que dicen lo contrario. Para redondear el ridículo, cuando intentaba explicar lo inexplicable, se trabucaba y volvía a meter la pata con las cifras. Al final demostraba que en el año pepero la cosa había mejorado. Esta criatura desde que está en la oposición y encima tiene que darle coba a don Sánchez, no da una, es decir lo mismo que antes pero con la diferencia de que antes no se podía decir y ahora, hay algunos plumillas que algo cuentan. El resultado para nosotros es que entre unos y otros lo llevamos claro, y para ella, que está teniendo un embarazo embarazoso.

En Málaga, ayer cuando tuve que ir al centro, vi que estaban de Carnaval. Es un no parar, tras la Navidad, el Carnaval, meterán con calzador el Día de los Enamorados, despues, la Semana Santa, y así todo el año… Lo del paro y los negocios que cierran, lo deja el Ayuntamiento para mirarlo otro día, que hay que ir a hacerse fotos.

Como me va a afectar, leo que “el ‘outlet’ de lujo de Plaza Mayor trabaja contra reloj para abrir el 13 de febrero”. Veremos si con este desvió la carretera mejora o se pone peor. Lo malo, es que están preparando una macro entrada para todas estas grandes superficies, pero para la salida, solo hay una con un en carril, así que es posible que haya clientes que duerman en el coche.

Por si acaso me disculpo si mañana viernes no puedo estar aquí, Aunque sea tarde, lo intentaré. Tengo obligaciones, y me alejaré del teclado. Ya veremos lo que pasa.

Hasta mañana, (eso espero)                         Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España