Un revuelto

Para empezar le han dado el Nobel, de Literatura, al señor Bob Dylan. Por lo visto las letras que compuso y compone acompañado de sustancias que le alegran las ideas, son como para un Nobel. Cómo, que sepamos, el señor Perales compone las suyas en perfecto estado de salud anímica, nunca le darán otro Nobel.

También por ahí fuera, una noticia importante; en Holanda quieren aprobar una ley de eutanasia para que no haga falta estar enfermo terminal, para que se puedan suicidar todos los que están “cansados de vivir”. Si esto lo aprueban en España, lo mismo aceptan que lo puedan hacer los que estamos hartos de vivir…con nuestros políticos.

Bien, volviendo a nuestro país, en las declaraciones de la Gürtel, se están aclarando cosas importantes. Por ejemplo saber quién es Luis el Cabrón; según Correa es un amigo suyo, un empresario, por supuesto. Se ve que su círculo de amistades es bastante ecléctico.

Disimulados en esta hojarasca judicial, los alegres chavales de Podemos y sus hábiles equilibrios fiscales, intentan pasar desapercibidos. Ocultaron en sus declaraciones pasadas, una minucia de 14 milloncejos, por cierto que de esos 14, unos 9,2 son los que han recibido en subvenciones. Resumiendo; ya son Casta de la Buena, con su pesebre de reglamento.  

También se camufla el tal Pujolín Yunior, que se llevaba a Andorra “mordidas del puerto de Tarragona”, pero esto a ningún juez parece interesarle. No es lo mismo que si el charcutero de la esquina vende mortadela sin IVA, eso sí es perseguible. 

Siguen con sus tropelías las defensoras de las libertades. Mientras doña Carmena le pone precio hasta a los cajeros automáticos, doña Colau sigue prohibiendo cosas… a algunos. A los suyos les deja que hagan lo que quieran. Ahora prohíbe abrir negocios “ligados al turismo o el ocio” en el centro de su taifa. Nadie sabe cómo se estima si un negocio está ligado al ocio o al maldito turismo. Por ejemplo, ¿un zapatero remendón contribuye al ocio remendando zapatos para que su dueño pueda ir al fútbol? O, ¿una frutería es algo turístico? Me da el tufo que allí lo importante, es lo de siempre… el carnet de afiliado.

En el capítulo de debilidades humanas de a pie, han condenado a  un año y diez meses de cárcel, más algo de pasta, a una ciudadana de la Coruña que le quería quitar el novio a su hija. Castigarla ha sido porqué agobió al pobre tío, al que llamó durante unos once meses, más de 2.300 veces al móvil. Todo porque se lo quería beneficiar ella. Hay que ver las cosas que pasan.

En Málaga, por lo visto, hay una “comisión de investigación de Limasa”. Imagino que esta será sólo de cara a la galería, que a estos ni tocarlos, pero por si acaso, todo el equipo de Gobierno y los concejales del PP no asistieron. Según ellos, este ‘sorprendente’ acto, coincidía con la junta de gobierno… y otros actos, así en indefinido modo. Qué casualidad.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España