Una alegría

Como siempre las noticias son malas, cuando llega una de estas, te alegras más de la cuenta. El notición es que el ganador de los 1500 (y cuatro atletas más) en las paraolimpiadas, superó la marca de los atletas no disminuidos. Es una satisfacción saber que los extremos cuidados que tienen algunos, no son un pasaporte automático.

Volviendo a lo habitual, ayer don Cameron de la Isla volvió a darnos otra lección de responsabilidad; metió su británico pinrel con el brexit y ahora dimite hasta de su escaño de diputado… exactamente lo mismo que pasa en España.

También en los USA andan revueltos, porque doña Jílari se les puso malita y faltó a clase un par de días. Don Donald la ataca por eso. Aquí los líderes se quitan de enmedio todo el verano, se enchiringuitan,  y encima estamos todavía felices. Es verdad, somos diferentes.

En mi costumbre de leer los posos de café para saber cosas del futuro e incluso del presente, he visto una cosa muy clara; don Núñez Feijóo tiene que ser un tío fenómeno y un presidente de lujo. ¿Por qué? Simplemente porque todos, absolutamente todos, los demás lo atacan sin piedad, síntoma de temer las comparaciones.

Después, ya lo de siempre, chanchullillos y componendas. Ahora don Matas ya (tampoco) no irá al talego; ha pactado con el fiscal. Ya se puede gastar lo ganado tranquilamente.

Tampoco la exigencia de responsabilidades le va a quitar el sueño a doña Susana. La excluyen de ese asuntillo de los cursos y su desmadre.

Otra componenda viene de la mano de don Pablo, que ante los lloros de don Alberto, le pasa la mano por el lomo y lo mete en la Comisión de Hacienda para que así engorde su nómina y su ego.

Entrando en la parte pintoresca, lo primero es que el Toro de la Vega ya no es así como era, ya es el Toro Descafeinado. Ahora va a torear un toro de cartón para que no haya disgustos. En mi opinión han eliminado al más noble de la reunión.

Y venturosamente me he enterado que había otra lengua española con rango suficiente para ser materia de estudio en los coles; el aragonés. Ya los alumnos de Infantil van a tener que estudiar en aragonés, en catalán, y en urdú en los pueblos de Huesca. La duda que me queda es, si esta es la lengua que hablaba Paco Martínez Soria en sus múltiples repeticiones de la misma película. Lo mismo era esa y todos hablamos en aragonés.

En Málaga, lugar donde no te dan permiso para cambiar una ventana así como así, van a dar permiso para construir un hotel rascacielos en el puerto. Una chabola de 135 metros de altura y 33 plantas. Esto, como lo presenta una empresa catarí tienen asegurado el plácet. También habrá quien tenga asegurada la vida…

Para el final, la duda, ¿es una promesa o una mentira?; “Bajada de las temperaturas este martes en Málaga y lluvias en Ronda y Antequera”. Por Dios, que sea verdad.

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España