Una bendición

Todo depende del color del cristal… Lo que a la generalidad de la ciudadanía nos tiene preocupados, el coronavirus, para el Tri-gobierno, aparte el susto de haber ingresado al primer ministro eslovaco con el que el Amado Líder estuvo hablando, es una bendición caída del cielo. Con esta excusa., telediarios, radios y periódicos, están entretenidos contando muertos, haciendo gráficos del asunto, y… no prestan atención a nada más. Así, ellos se pueden dedicar a “tapar”” asuntillos que no les vienen bien.

Por ejemplo, nadie parece ya acordarse de ‘lo de Zaldíbar’, ni de que el responsable del vertedero, tuvo a su hijo como candidato del PSOE en las municipales de 2007, y que quizás por esas amistades, PNV y PSE, que sabían positivamente “había amianto cancerígeno en el vertedero”, se lo ocultaron a bomberos y policías (las vidas de esos servidores públicos no les interesan demasiado).

O que siga adelante el nombramiento de don Pablo para escudriñar y mangonear en el CNI, a pesar qué, por Ley, este no puede ser miembro por sus “vínculos con Irán, Venezuela, Bolivia o Ecuador”. Pero claro, últimamente eso de “la Ley” se está volviendo dúctil y maleable.

Mucho menos, echar un vistazo a esas pensiones tan fantásticas que tienen todos los 114 ex diputados y senadores, incluidos tres de ellos (Cristina Almeida, de IU, Pablo Castellano, del PSOE, y Jaime Ignacio del Burgo, del PP que ¡en su vida han cotizado a la Seguridad Social!). Todos estos esforzados defensores de la Igualdad se embolsan pensiones hermosas, lo que a su vez sirve al Mº de Seguridad Social, para decir qué, en sus datos de Febrero; “La pensión media de la Seguridad Social supera los 1.000 euros por primera vez en la historia”. Jolgorios cabalísticos y matemáticos se llama a esto.

Por supuesto, de la mal llamada Mesa de Negociación, que debería llamarse Mesa de la Rendición, ni palabra. Sólo de pasada dicen que cada vez se apuntan más a ese fasto; el Títere, sigue poniendo condiciones y apunta a algunos que no son del Govern; el Tal se lleva a varios ministros porque todo eso originará beneficios pecuniarios colaterales para los asistentes.  Hay que reconocer que don Pedro se está mostrando generoso…”con los suyos”. En la dichosa mesa va a haber más gente que en un bautizo, pero esa fiesta la pagamos nosotros.

El país mientras tanto, sigue con sus problemas. Los hombres del campo apaleados y sin soluciones, y en el País vasco, se estrena don Carlos Iturgaiz que empieza jugando fuerte; “Sí. Ilegalizaría a Bildu. Creo que no es un partido democrático”. Y los policías y guardias civiles se han encalabrinado con doña Montero2, la ministra consorte, por decir eso de que ellos preguntaban por la minifalda a las agredidas. Piden al ministro presuntamente “suyo”, a don Marlaska, “que explique a la ministra los protocolos que siguen ante las denuncias por abusos sexuales”, pero este les va a hacer poco caso, está entretenido explicando a las víctimas de ETA que no va a acercar, “en bloque”, a los presos al País Vasco. Es decir, acercará tres o cuatro cada día.

Lo que es simpaticón es lo que han liado las defensoras y defensores de los toros a Estrella Morente por una canción. Esta les ha dado una ración de su propia medicina; “La libertad de expresión es muy importante”. Se olvida que esa libertad es “sólo para algunos y algunas”. Para otros no.

Lo del virus sirve hasta para Málaga. Los estudiantes de dos colegios que andaban de viaje de estudio por Italia se han vuelto antes de tiempo, pero, mientras, el Gobierno admite “que no hay ningún protocolo de prevención ser contagio en las llegadas”, a la a Costa llegan “340.000 turistas de Italia, con vuelos a cinco ciudades”. Eso, y a pesar de las alarmantes noticias que pregonan los medios, aquí ni se les pone el termómetro. Parece que hay noticias encubiertas, o… que al Gobierno le importamos un pimiento.

Del asunto embotellamientos en el Plaza Mayor, dicen que “un nuevo vial conectará el entorno de Plaza Mayor con la autovía MA-21 para evitarlos”. Esto, como afecta a la empresa privada se hará pronto, no como el Metro.

Para el final, dos noticias curiosas. Una habla de esto; “Detenida tras atropellar a su pareja, que está en la UCI, y quintuplicar la tasa de alcohol”. Como es “una” detenida, no pueden meter esto en las víctimas de violencia de género… ¿o sí?

La otra, la escuché hace un par de días. Se refiere también a la violencia de los hombres, y considera como una agresión… “las miradas invasivas”. A ver cómo miramos, que nos la jugamos.

Hasta mañana,                         Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España