¡Una dimisión!, ¡En España!

Don Donald está que se sale, anda “bordeando” la obstrucción a la justicia, pero él no para. Ahora ha dado su amenazadora lista de a los que va a atacar comercialmente, con lo que le echa una mano a su amigo don Boris. A España le va a fastidiar las exportaciones de aceite (400 millones), y vino (300) a base de aranceles. Que lo arregle el Tal Sánchez. La otra noticia de fuera es para que cada cual piense lo que quiera; “Unos náufragos sobreviven al usar fardos de cocaína a modo de flotadores en Colombia”.

Aquí, una dimisión, cosa rara, rarísima, en este país, la de doña  Concepción Canoyra, ya ex Directora General de Educación Concertada de Madrid. Razón, que ella, también en la Universidad Camilo José Cela, y a la vez que se producía el Tesisgate de don Pedro, plagió su tesis doctoral. Se ve que aquellos días fueron muy fructíferos en doctorados en esa Universidad, bastaba con ser Jefe de algo y te daban un doctorado. Claro qué, dimitir, solo dimite esta, otros mandan acallar hasta las críticas y las noticias. De eso no se habla… y punto.

La maldita hemeroteca ha vuelto a actuar y a fastidiar. En un video de hace un año, el Títere daba instrucciones a los CDRs sobre cuando dar el golpe; “Con la sentencia es el momento”. En vista de que eso puede pasar, hay gran cantidad de mozos que se están dando de baja por enfermedad, aunque no deberían temer nada, porque don Marlaska velará por el aTORRAnte y sus sicarios, como ha hecho ya y por lo que la Audiencia Nacional le exige “investigar la filtración que desbarató la ‘Operación Torra’”, porque… la operación contra los CDRs era más larga, tenía como objetivo recoger pruebas documentales de la connivencia del Títere con sus tropas de asalto. Pero eso no lo podía permitir el eximio Ministro.

Para que no se hable de estas cosas, hay movimientos “alternativos”. Por un lado Tele RMMateo divierte al personal haciendo chistes sobre la decapitación de un hombre por su pareja (esto como es asesinato ‘de una mujer contra un hombre’, no computa como violencia de género); el Tal, aprovecha sus discursos ante sus masas enfebrecidas, para anunciar de todo, incluido pagarle a las CCAA, lo que hace un mes decían era imposible; su futuro ministro, don Errejón practica democracia interna; “Errejón abre un chat de militantes y horas después purga a los «posibles chivatos de Podemos»”. Emociona ver tanta democracia aplicada y tanta vergüenza torera.

En Andalucía, se mueve el ambiente. Vox, en un acto de ultra derechismo extremo, propuso “¡congelar el sueldo a los diputados!”, a lo que el PP se ha opuesto frontalmente, (a los otros les estaban dando oxigeno ante su patatús). No se puede jugar con las cosas de comer… ellos.

A los del PSOE últimamente le salen jueces y juezas contestatarias. Una de Huelva, doña María José Fernández, ha decidido enviar a juicio al secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo, por esas cosillas que hacen los líderes, cobrar dineros, repartir prebendas, etc.… Ahora empezaran a echarse la culpa entre ellos, sanchístas y susanístas, lo que divierte mucho al personal. Habrá que ver a donde mandan a Su Señoría esta vez, no les pase como con doña Mercedes que les sigue haciendo rotos allá donde va.

En Málaga, ya han empezado a echar abajo al Astoria. Eso de derribar es facilón, después hacer algo con el solar ya se verá.

De los líos flagrantes, lo que han hecho ha sido unificarlos. Ahora, el nuevo Hospital irá a continuación del Civil, y para redondear, allí llegará el Metro soterrado, todo junto y a la vez. Como tienen otro problema con lo del Arraijanal, y su Ciudad Deportiva, lo mismo la mueven también allí, y la ponen bajo tierra para que no estorbe. Lo curioso es qué, ahora, cuando se habla tanto de hospitales, el SAS, parece ir en otro sentido, no ha renovado a 300 contratados con lo que la falta de personal va a ser todavía peor. Las listas de espera no van sufrir porque no se van a mover, es decir, como hasta ahora. Solo se le quitará el polvo a las que están escritas en papiro.

Del chiste del Jeque, ahora se mira todo con lupa y hacen una pregunta capciosa; “¿Qué hizo la última vez la comisión de calles cuando abordó la rotonda del jeque?”. Al final va a resultar que entre todos la mataron y ella sola se murió… me refiero a la rotonda, claro.

Lo dejo, hay más cosas que hacer.

Hasta mañana,                        Pepeprado

Pepeprado
Written by Pepeprado
De Málaga, España