Va de doñas Ritas

Enteramente parece que la situación nacional se centra en si doña Rita la valenciana dimite o no, lo que se ha convertido en materia arrojadiza entre peperos y contrincantes. Quizás por eso, la otra doña Rita, la Maestre, que está sí que creo está condenada por algo y no pasó nada, también quiere tener su otro momento de gloria. Para eso, qué mejor que defender a los manteros que dieron de hostias a “sus” policías municipales. Veremos quien luce más, aunque está claro que da más lustre defender a luchadores por la libertad de empresa que cualquier otra cosa menos progre.

Del exterior, me ha llamado la atención una foto de uno que es español, aunque él no lo quiera del todo. Es de don Romeva en Washington, extasiado ante el monumento a Lincoln, posiblemente sin pensar que este presidente yanqui, fué a la guerra para que no hubiera secesión de parte del país. Esto se puede traducir a qué, si don Abraham estuviera al mando aquí y ahora, a don Romeva le quedaban dos telediarios.

Del Lavadero Nacional, reconozcámoslo, los del PP son unos artistas en eso de buscarse líos ellos solos. Aparte que le van a sacar ¡otra vez! a don Camps, se buscan más ellos solos. No hace nada que empapelaron a doña Valdeón por dar positivo en un  control de bebercio, cuando sale otro concejalillo, don Oscar Fernández Monroy, este de Bilbao, que monta un pollo en un bar… por no querer pagar las cañas que se había pimplado yendo completamente turuleta. Deberían de hacer controles de esto antes de darles el carné del partido.

Los otros, ya tienen  bandos, a uno de ellos lo llaman “los pedristas”, que hasta suena fatal, suena a tormenta en un campo. Estos están que no se aclaran y esperan los resultados del 25S para ver si se les aparece la Virgen. Por si acaso, ya han decidido quién se va a comer el marrón andaluz; don Griñán. Los demás silbando y cantando se irán difuminando.

Sin embargo lo que a mí me da más pena y preocupación, es la ausencia de regulación en la reproducción asistida. Esto que es algo generalmente bueno y saludable, tiene sin embargo que ser controlado. Ahora, un médico de Lugo, doña Lina Álvarez va a ser madre cuando ella tendrá 62 tacos de almanaque. Esta señora, que tiene un hijo de unos treinta años deficiente mental, ya se sometió al método con 52 años y tuvo otro, y hace unos 20 que le llegó la menopausia. Ella está muy contenta, pero por lo que se ve el futuro del nonato no la preocupa demasiado. En estos tiempos en los que hay tantas leyes de protección del menor, y tantas regulaciones para todo, el que un niño tenga todas las papeletas para después de no tener padre, quedarse sin madre mientras sea aún eso, un niño, no importa. Ya que la aparente falta de sensibilidad y sobra de egoísmo de la aspirante a parturienta no tiene freno, alguien con mando en plaza debería tomar nota y legislar algo para que no vengan al mundo futuros desamparados. Claro, que para eso, no hay tiempo, y además está ese mantra de “no legislar en caliente”…

De nuestra Málaga, la constatación de un  hecho; “Los malagueños son los que más esperan para una operación en la sanidad pública andaluza”. Esto tampoco preocupa a doña Susana ni a sus fieles consejeros, es Málaga, las colonias…

Hasta mañana.           Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España