Venturoso día

Lo ha sido para el sevillano sultanato andalusí, pues su egregia ex regidora ha dado a luz a otro vástago al que habrá que enchufar dentro de unos años; Susana Díaz se convierte en mamá por segunda vez”. Felicidades a la mamá y al Tieso, y gracias por aumentar el número de españolitos.

Del exterior tenemos que ha cundido el ejemplo marroquí. En vista que los súbditos de don Mohamed VI se han apropiado de las aguas canarias sin que España haga nada, Argelia se come también, no solo mares, también tierras; “Argelia invade Cabrera / El país africano amplía su soberanía marítima e incluye aguas del Parque Natural español”. Entre lo que el Tal está regalando a los vecinos y los futuros referéndums, españoles así, a secas, vamos a quedar cuatro y medio.

Hay algo que dará que hablar; “Caso Morodo’. El juez rastrea el “destino final” de los pagos de Chávez al embajador de Zapatero”. Como el juez siga tirando del hilo van a salir detalles muy jugosos.

Todo esto al Tal Sánchez le da igual. Él sigue con sus comilonas y festejos, Transparencia, que es realidad un canto al sol, “abronca a Sánchez por ocultar el coste de sus comidas con socialistas en La Moncloa de las que no da cuenta”. Todo esto fue en periodo electoral donde el Estado le pagó a este personaje su campaña.

Para demostrar quién es el que manda, aprovecha los daños que causó Gloria, y a los “díscolos” peperos murcianos, no les da ni una perra, pero a sus amigos de Cataluña, Baleares y Valencia, lo que ellos quieran. Y eso que tiene un ministerio “de Igualdad”.

Hablando de ese Ministerio y su Igualdad, el Vice-consorte, dio ayer una muestra exquisita de oratoria parlamentaria; “Pablo Iglesias, tras llamar “indignos” y “repugnantes” a PP y Vox, acusó al PP de «descojonarse»”, y todo porque le preguntaron por su inacción en el caso de las niñas tuteladas que sufrieron abusos en Mallorca, asunto qué, por cierto, él se niega ni siquiera investigar. Está muy ocupado ocultando el Delcygate y echándole un cable a don Ábalos.

A esto del enjuague aeroportuario, él y los suyos lo llaman ‘un asunto menor’, y dicen que la oposición pierde el tiempo con ese “asuntillo”. Unos amigos me han recordado cuando eran ellos, los socialistas y pre-podemitas, los que estaban en la oposición, la que liaron con los trajes de Camps, que eso sí que se demostró que era un bluff. Me recuerdan, (gracias ME) que “su hoja parroquial, el País”, le dedicó al asunto nada menos que 25 portadas. A eso lo llaman Igualdad.

En otra muestra de lo mismo, sus protegidos, dan muestras de ecuanimidad y buen rollito; “IU vetará que Adelante Andalucía se convierta en un partido político de Teresa Rodríguez”. Menos mal que esta era, hasta hace cuatro o cinco días una amiga de todos. A ver que hace ahora la Delegada de Curso, porque guerrera sí que es.

Ya en nuestra provincia, está de actualidad lo que llaman Operación Manilva, y ahí ha salido, otra vez, la ex alcaldesa “De Los Enchufes”. Esta saltó a la fama hace años, porque enchufó toda la familia natural y/o política y amigos en su momento. Ahora es aun más gordo. Está detenida por pertenecer (presuntamente, no vayamos a liarla) a una trama de blanqueo de capitales. Está subiendo en el ranking delincuencial.

Ya en la capital, la Junta y el Ayto. andan discutiendo por y para, la aprobación de un  cambio del Plan Especial. Esto de los Planes Especiales siempre me suena a Planes a la Medida. Todo esto para aprobar el rascacielos del Puerto.

El alcalde señor De la Torre, debería actualizar su apellido y llamarse De Las Torres, así en plural, dada su afición actual a los mamotretos urbanísticos y a las torres ciudadanas. Parece querer emular a Nueva York y su skyline, pero a mí también me da susto esta noticia que nos asemeja a otra infausta emulación; “La calle Larios recibe 40.000 visitantes al día, al nivel de las mejores calles del país”. Me asusta porque me recuerda esa foto de Venecia con las calles inundadas de gente y con un barco grande al fondo que parece estar también en el asfalto. NY nació así, pero Venecia es (o era) otra cosa… y Málaga también.

Me voy, pero antes un aviso; “El Carnaval de Málaga, ante el reto de convertir a los espectadores en protagonistas”. Cuidado no os conviertan, queráis o no, en protagonistas de alguna bufonada, solo por ser los paseantes 40.001 de calle Larios.

Hasta mañana,                         Pepeprado

Pepeprado
Escrito por Pepeprado
De Málaga, España